Alcalde de Chiclayo juramenta con alfombra roja y PNP llegó a palacio edil a capturar a funcionario

Alcalde de Chiclayo juramenta con alfombra roja y PNP llegó a palacio edil a capturar a funcionario

Una inusual alfombra roja colocada desde la Iglesia Santa María Catedral hasta el Palacio Municipal marcó el inicio de críticas al acto protocolar de juramentación del alcalde de Chiclayo, Marcos Gasco Arrobas.

Los transeúntes y ciudadanos que se expresaron a través de las redes sociales cuestionaron la forma en que se ha organizado esta ceremonia en una ciudad que atraviesa una crisis y presenta diversos montículos de basura en las calles.

Las críticas continuaron luego que se evidenciara un caos en el Palacio Municipal en donde los presentes a la cita eran impedidos de subir al segundo nivel donde se encontraba el alcalde Marcos Gasco.

La ciudad de Chiclayo tiene hoy en día a sus dos últimos exalcaldes, Roberto Torres Gonzáles y David Cornejo Chinguel, presos al ser sindicados de encabezar organizaciones criminales dedicadas a actos de corrupción, según la Fiscalía.

Tras la detención del último exalcalde David Cornejo, la ciudad de Chiclayo se ha visto en una crisis y se agudizó el problema de recojo de basura. Así también, los trabajadores ediles demandaron el pago de sus haberes atrasados.

Por: Nadia Quinteros

 

PNP llegó a palacio edil de Chiclayo a capturar a funcionario

La juramentación del alcalde Marcos Gasco Arrobas y los 15 regidores de la Municipalidad Provincial de Chiclayo (MPCh), se enturbió al quedar al descubierto que el jefe del Centro de Gestión Ambiental (Cegach), Walter Martín Pérez Carranza, está requisitoriado por la justicia por incumplir con la orden de prisión preventiva dictada en su contra por el Juzgado de Investigación Preparatoria de Lambayeque.

La Policía Anticorrupción llegó al palacio municipal para capturar al prófugo de la justicia en plena ceremonia protocolar. Fue en circunstancias que el burgomaestre realizaba su primer mensaje y en el que aseguraba a los chiclayanos una lucha frontal contra la corrupción, que los agentes de la Policía especializada tendía sus redes para detener a Pérez Carranza, quien desde el 2017 tiene prisión preventiva por el supuesto delito de peculado agravado por el caso de los proveedores dorados en la Municipalidad Provincial de Lambayeque, lo que dejó un perjuicio económico superior al millón de soles al Estado.

En este contexto, resalta la pregunta, ¿qué pasó con los filtros de control para la selección de los funcionarios?, ¿hay carencia de cuadros técnicos? Lo cierto es que Pérez tiene orden de captura, tal como lo precisó a La República la fiscal provincial de la Fiscalía Especializada en delitos de Corrupción de Funcionarios, Magaly Quiroz Caballero.

Alista acusación
Las escuetas declaraciones de Marco Gasco sobre el tema no convencieron sobre la rigurosidad en la designación de funcionarios. La autoridad en todo momento intentó evadir a la prensa. “Ya fue suspendido”, expresó con relación a Pérez Carranza, que también fue funcionario del exalcalde Roberto Torres Gonzales, preso por la organización criminal “Los Limpios de la Corrupción”.

La fiscal Magaly Quiroz señaló que Walter Pérez se desempeñó como gerente de Infraestructura en la gestión del hoy exalcalde de Lambayeque, Ricardo Velezmoro Ruiz, y es investigado por supuestos actos al margen de la norma como son 94 contrataciones directas y ficticias con los mismos proveedores. Específicamente afirmó que los contratos están referidos a servicios para la elaboración de proyectos de inversión, de perfil y expedientes técnicos. Los hechos habrían ocurrido entre enero de 2015 y marzo de 2016.

Señaló que el Ministerio Público en el 2017 solicitó prisión preventiva contra Pérez Carranza y el Juzgado de Investigación Preparatoria le dio luz verde. Posteriormente, la Sala Superior Penal la confirmó, incluso anotó que el Juzgado Anticorrupción rechazó el cese de prisión preventiva de Pérez.

Líneas seguidas mencionó que el Juzgado de Investigación Preparatoria derivó el expediente al Juzgado Anticorrupción para que prosiga con las diligencias. Puntualizó que la etapa preparatoria ya concluyó por lo que trabaja en la acusación. La prognosis de la pena para el delito de peculado agravado es de ocho años. (La República)

Síguenos en Facebook

Facebook Comments

admin

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *