El Metropolitano está pensado en la ganancia, no en la calidad del servicio

El Metropolitano está pensado en la ganancia, no en la calidad del servicio

Exregidor Núñez, de la comuna limeña, advierte que el alcalde de Lima, Jorge Muñoz, debe resolver el tema del transporte público; además, señala que no ha realizado grandes anuncios ni está liderando cambios en la ciudad.

La gestión de Jorge Muñoz en Lima Metropolitana lleva más de dos meses y las críticas se centran en que el burgomaestre no es vocero de su propia gestión y que no tiene propuestas claras. Diario UNO entrevistó al exregidor metropolitano Hernán Núñez, quien es claro al poner los puntos sobre las íes.

—La gestión del alcalde Jorge Muñoz ha hecho pocos anuncios.

—No hay cuestiones que trasciendan o una visión a largo plazo de lo que significa gobernar la ciudad. Está bien que rinda cuentas pero debería también informar sus avances. Solo se dedica a enumerar la cantidad de operativos de fiscalización en el transporte pero eso no va a resolver el problema. Muñoz desperdicia oportunidades como ser un vocero político, como máxima autoridad de la ciudad.

—Recientemente se le vio reunido con el presidente Vizcarra y el premier Salvador del Solar.

—El hecho que salga en una reunión junto con las máximas autoridades del Ejecutivo significaría que van a trabajar juntos por el bien de Lima. Es una foto muy potente en cuanto al mensaje.

Estación del Metropolitano

—El Metropolitano pareciera que es un sistema de transporte incontrolable por la municipalidad; ¿los operadores elevan los pasajes y no existe autoridad que pueda hacer algo?

—El contrato fue negociado de una manera pésima por Castañeda y en contra de los intereses de los usuarios. El contrato les da mucho poder a los operadores de transporte, a diferencia del esquema de los corredores donde Protransporte tiene un control tarifario. En el caso del Metropolitano, es un espacio donde están los representantes de los cuatro operadores, Protansporte y la empresa recaudadora de pasajes.

Evidentemente todas las votaciones las pierde Protransporte porque cuando se trata de incrementar tarifas, los operadores votan por sí mismos. Por eso es que el Metropolitano ha pasado de 1.50 a 2 soles y luego a 2.50. Es cierto que hay mecanismos legales establecidos en el contrato para bloquear este incremento pero el contrato les da mucho poder a los operadores.

—Uno de los reclamos es por qué no se incrementan más buses.

—Lo que pasa es que el contrato está pensado no en la calidad del servicio sino en una curva de ganancia que se debe cumplir y si se cumplen, recién se pueden adicionar más buses.

—En algún momento sostuvo que el Metropolitano era una isla. ¿Cómo es eso?

—El problema en el Metropolitano tiene que ver con la anulación del resto de corredores que conformaban el sistema integrado de transporte. El Metropolitano es un modelo de transporte que te permite movilizarte de sur a norte e incluso con los alimentadores uno puede irse a Villa El Salvador y hasta Puente Piedra. Sin duda tiene que terminarse el tramo que va hasta Chimpu Ocllo, que es una de las cosas pendientes, que Castañeda incumplió, a pesar que él mismo firmó el contrato.

—¿Y si terminan el tramo a Chimpu Ocllo?

—Igual, el Metropolitano seguirá siendo una isla porque solo te permite movilizarte de norte a sur. Es que no se conecta, salvo en algunos puntos la avenida Javier Prado, con otro sistema que está en el marco del sistema integrado de transporte.

—Se sostiene que el transporte urbano es una informalidad amparada en algo de formalidad.

—Así es; cuando se comete una serie de accidentes, la única manera que tiene el municipio es cancelándole, suspendiéndoles o retirándoles la resolución administrativa que les permite operar. Por eso es que no existe ningún control tarifario, por eso es que el medio pasaje no se cumple, el cobrador te cobra de acuerdo al estado de ánimo que está ese día. Eso es la informalidad amparada en algo de formalidad y eso definitivamente tiene que cambiar.

Jorge Muñoz Wells y Martín Vizcarra Cornejo

—Castañeda anuló las licitaciones de los corredores de integración y aproximación, y se dieron resoluciones administrativas para que las actuales rutas sigan operando. ¿Continuará, Muñoz, el esquema de la Reforma del Transporte o seguirá vigente el modelo que Castañeda volvió a implementar?

—Eso es algo que el alcalde Muñoz tendría que aclarar; cuál es su esquema del sistema de transporte público. Por ahora no ha hecho ningún anuncio al respecto. Él no quiere comerse ese pleito. Recordemos que la reforma de transportes generó 16 paros y una serie de mesas de negociación que se daban todas las semanas.

La anulación de licitaciones, así como el otorgamiento de autorizaciones administrativas para seguir operando en el sistema de transportes han parado la posibilidad que el Metropolitano se conecte con otras formas de movilidad formales porque la única formalidad que tienen las empresas actuales de transporte es una resolución que les da la Gerencia de Transporte Urbano; los requisitos que tiene que cumplir son bastante menores.

—Se dice que los transportistas son un sector social muchas veces postergado

—Es que nunca ha estado en la agenda municipal, salvo para las sanciones. Un cambio en el modelo de transporte que no se hace junto con los transportistas es una reforma que va destinada al fracaso. Los 16 paros que se dieron durante la gestión de Villarán fracasaron porque se logró que un sector importante de transportistas apoyara la reforma. Esos son temas que el alcalde Muñoz debería explorar y empezar a tener una posición mucho más activa dentro de la vocería política que como máxima autoridad de la municipalidad le corresponde.

—George Forsyth está tratando de poner orden en Gamarra y en toda La Victoria; en medio de esto aparece Muñoz para mostrar su respaldo. Hay quienes sostienen que Muñoz se está colgando de la imagen de Forsyth.

—Los operativos de Forsyth lo han puesto como el único que está dispuesto a comerse pleitos fuertes; pero el alcalde Muñoz aparece como una suerte de acompañamiento; le envía algún personal para que lo apoye pero se lo sigue viendo como el que apoya y no como el que lidera los operativos. La zona de Manzanilla une La Victoria con Lima; cuando se interviene en Manzanilla y Tacora aparece como una cuestión más aislada. Pareciera que Muñoz quiere aparecer en la foto junto con Forsyth. Muñoz no está liderando las cosas que se tiene pensadas para Lima.

—¿Es justo el alza de precios en la entrada al Parque de las Leyendas?

—Es injusto y además no hay motivos; hay que tomar en cuenta que los incrementos se dieron con la gestión de Castañeda porque comenzaron a agarrarse la plata de las boleterías y se llegó a un punto que ya no había dinero para comprar alimentos para los animales y la solución fue incrementar las tarifas para tapar ese forado.

—¿Cómo se manejó esto en la gestión de Susana Villarán?

—En la gestión de Villarán dejó en el 2014 un convenio con COPESCO (Cooperación Interinstitucional entre el patronato del Parque de las Leyendas) que permitía que todas las mejoras en el parque, destinadas a revalorar turísticamente el parque, lo asumía COPESCO sin quitarle un sol al parque. A mí me parece que se ha recurrido al facilismo de incrementar la tarifa sin hacer gestión.

—¿Ese es el perfil del actual funcionario municipal?

—Ese perfil de funcionario que sale por la vía más fácil. Primero sube la tarifa y por la presión de las redes sociales cambia la tarifa; eso me hace pensar que no han tenido los informes técnicos correspondientes sino que han lanzado cifras por lanzar; ese perfil no es del funcionario que debiera tener la Municipalidad de Lima. El Parque de las Leyendas es autosostenible.

Por: ERNESTO TOLEDO BRÜCKMANN

Síguenos en Facebook

Facebook Comments

admin

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *