PPK recibió un millón de dólares de socia de Odebrecht en Argentina

PPK recibió un millón de dólares de socia de Odebrecht en Argentina

Pedro Pablo Kuczynski podría ser investigado en Argentina por recibir 32 envíos de dinero de Ternium, subsidiaria de Techint, que es una empresa socia de Odebrecht, actualmente investigada en Buenos Aires por pagar millonarios sobornos para adquirir la construcción de dos plantas nucleares en Brasil.
Desde el año 2007 al 2015, el exmandatario recibió más de un millón de dólares, desde Estados Unidos, a su cuenta del BCP en Lima, remitidos por la empresa Ternium, subsidiaria de Techint, que es investigada en el vecino país por el pago de sobornos en Brasil para obtener licitaciones. El monto del dinero no se conocía hasta la fecha.

Los recibos de los 32 envíos de dinero a las cuentas de PPK, por parte de la referida empresa argentina, fueron entregados el pasado 11 de febrero por el empresario peruano Jorge Otoya al Tribunal de Justicia de la circunscripción de Comodoro de Argentina.

Según el documento que presentó Otoya, al que ha accedido EXPRESO, su solicitud tiene como objetivo que la Fiscalía de ese país investigue los nexos comerciales entre Kuczynski y el propietario de Ternium, el empresario ítalo argentino Paolo Rocca.

“Pedro Pablo Kuczynski tiene impedimento de salida del Perú y a su vez es investigado ante las autoridades peruanas por recibir alrededor de 140 depósitos de diferentes empresas internacionales, como las del presidente de Ternium y Techint, Paolo Rocca; estoy adjuntando los depósitos y una copia de la constitución del holding con sus representantes legales en Argentina”, señala un extracto de su denuncia.

El acervo documentario entregado por Otoya trata de la relación de los envíos efectuados entre los años 2007 y 2015 que, en total, suman más de un millón de dólares, y que fueron abonados a la cuenta Nº 193-1014533-1-17 que Kuczynski tenía en el Banco de Crédito (BCP) y que también estaba a nombre de su entonces secretaria personal, Gloria Kisic.

INVESTIGACIÓN EN LIMA
Si bien el equipo especial del caso Lava Jato, en el año 2017, hasta entonces al mando del fiscal Hamilton Castro, comenzó en nuestro país una investigación a Kuczynski por haber recibido, desde el extranjero, más de dos millones de dólares en sus cuentas por parte de 22 empresas, lo que no se había hecho público hasta el momento es el monto exacto de dinero recibido por PPK de parte de Ternium S.A. y Ternium Investments SRL.

En algunos medios de prensa capitalinos solo se publicó la copia de un listado de envíos que la Unidad de Investigación Financiera (UIF) había entregado a la Comisión Lava Jato -presidida entonces por el excongresista Juan Pari-, pero la documentación siempre estuvo incompleta, pues contemplaban solo 29 envíos cuando en realidad fueron 32.

Toda esa información, que servirá para las investigaciones de la Fiscalía de Argentina, ha sido recogida por el empresario Otoya, quien la ha entregado al Tribunal de Justicia de Comodoro.

ENVÍOS EN 2014
Un hecho que llama la atención es que, en el año 2014, cuando la empresa argentina Techint gana la licitación de la construcción de la central nuclear en Brasil, gracias al pago de sobornos, PPK recibe dos envíos de dinero de Ternium S.A., cuyo monto suma más de 106 mil dólares.
La primera transferencia en ese año se realiza el 9 de enero de 2014 (US$ 103,955) y la segunda, once meses después, el 9 de diciembre (US$ 2,819).

RELACIÓN PPK-ROCCA
En junio del año 2017, nueve meses antes de que Pedro Pablo Kuczynski renunciara a la Presidencia de nuestro país por el escándalo del caso Odebrecht, la Fiscalía Especializada de Lavado de Activos de Argentina denunció a la empresa Techint por el pago de 10 millones de dólares en coimas para obtener la licitación de la construcción de una planta nuclear en Brasil.

El diario ‘Perfil’ de Argentina informó que Techint, casa matriz de Ternium, ganó la licitación de esa obra en el año 2014, pero dicho proyecto al final lo realizó en consorcio con Odebrecht y otras empresas de ese país (EBE, Queiroz, Camargo Correa, Andrade Gutiérrez y UTC).

De acuerdo a los documentos del caso Lava Jato citados por dicho diario, los sobornos entregados por ese proyecto a funcionarios de la estatal Electronuclear, alcanzaron los 30 millones de reales, unos 10 millones de dólares, que equivalen al uno por ciento de los contratos de dos licitaciones que ganó en total la empresa y que alcanzó los 1.000 millones de dólares.

En una entrevista a ‘Caretas’, el exabogado de PPK, Gonzalo del Río, señaló que Kuczynski fue miembro del directorio de Ternium entre los años 2007 y 2015 y justificó que las transferencias efectuadas por Ternium a PPK corresponden a viáticos de los viajes a Luxemburgo para la participación en los directorios de la empresa, el sueldo y las dietas de director.

El presidente de Techint, el ítalo argentino Paolo Rocca, es investigado actualmente por este caso en su país. No obstante, el empresario extranjero tendrá que responder, en su momento, para qué exactamente le enviaron más de un millón de dólares a Kuczynski.

¿QUIÉN ES OTOYA?
Es un empresario peruano que denunció, en enero de 2017, en el FBI de Nueva York, al entonces presidente Pedro Pablo Kuczynski por haber recibido, en su cuenta del Banco de Crédito del Perú (BCP), sospechosas transferencias de más de dos millones de dólares realizadas, por 22 empresas, desde Estados Unidos.

Otoya, por su propia experiencia, conoce de cerca lo que es el retardo de la administración de la justicia en el Perú. Ocurre que el 21 de enero de 1998, él firmó un contrato con la Empresa Siderúrgica del Perú S.A. (Sider Perú) por 2 millones 124 mil dólares, pero al final fue estafado, asegura, por la referida compañía productora de acero que, posteriormente, en el año 2006, fue adquirida por la brasileña Gerdau.

“Se investigan sobornos, no la vida económica de PPK”

El abogado del expresidente Pedro Pablo Kuczynski, César Nakazaki, en diálogo con este diario, le restó importancia a la denuncia presentada en Argentina por el empresario peruano Jorge Otoya, por el envío de más de un millón de dólares efectuado por la empresa Ternium S.A. a la cuenta personal de su defendido en el Banco de Crédito del Perú.

Nakazaki explicó que en las dos investigaciones que se le siguen a PPK en la Fiscalía si bien incluyen las remesas de dinero de 22 empresas enviadas a las cuentas bancarias del exjefe de Estado entre los años 2007 y 2015 -las que incluyen las remesas de Ternium- “solo podría existir delito si es que se prueba que hubo soborno”.

“El tema de Ternium lo están investigando dos fiscalías. Allí es donde tengo que responder y no han encontrado ninguna situación irregular”, sostuvo el abogado.

El exmandatario fue citado ayer por la Fiscalía.
“Lo que se investiga, en este caso, son sobornos de Odebrecht y no la vida económica de PPK. Hay que diferenciar lo que es serio de lo que no es. Todas estas empresas solo podrían ser investigadas si es que hubiera un soborno de Odebrecht”, explicó Nakazaki al ser consultado sobre la razón por la que Ternium S.A. envió remesas de dinero a Pedro Pablo Kuczynski.

Esta historia, por lo visto, recién comienza.
Fiscalía investiga también pago de US$ 4.8 millones
En diciembre de 2017, la expresidenta de la comisión Lava Jato, Rosa María Bartra, difundió a la prensa que, según información que le alcanzó Odebrecht, durante 10 años, es decir entre noviembre del 2004 hasta marzo del 2014, dos empresas vinculadas a PPK, Westfield Capital y First Capital, giraron y cobraron facturas de Odebrecht por 4’826,148 dólares por concepto de gastos, asesorías financieras, consultorías, desarrollo de productos financieros y bonos de éxito.

Los pagos de Odebrecht a las empresas de Kuczynski se realizaron entre los años 2004 y 2006 durante el tiempo en que era ministro de Economía (2004 – 2005) y premier (2005 – 2006). Otro grupo de remesas se desembolsaron en el año 2011, cuando Kuczynski postuló a la presidencia de la República.
Según la información entregada por Mauricio Cruz, actual presidente de Odebrecht, la empresa brasileña pagó siete facturas por 782,207.68 dólares a la empresa Westfield Capital, entre noviembre de 2004 y diciembre de 2007.

En ese período se dio la licitación de la carretera Interoceánica Sur, específicamente los tramos 2 y 3, que fue una obra por la que Odebrecht aceptó haber pagado una coima de 20 millones de dólares.
Y, de los 782,207.68 dólares cancelados a Westfield Capital, la mayor cantidad de dinero se le entregó después de que Pedro Pablo Kuczynski terminara su relación con el gobierno de Toledo.

Por: JUAN CARLOS CHAMORRO

Síguenos en Facebook

Facebook Comments

admin

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *