“Hablamos de 25,000 dólares”: El testimonio de Antonio Becerril

“Hablamos de 25,000 dólares”: El testimonio de Antonio Becerril

El 4 de enero de este año, poco más de un mes luego de la caída de “Los Temerarios del Crimen”, Antonio Becerril Rodríguez se entregó a la justicia. Hasta entonces, permanecía oculto el existir contra él una orden de captura como uno de los implicados en la presunta red criminal del exalcalde David Cornejo Chinguel.

Poco tiempo después, el exgerente de la empresa azucarera Tumán y también excandidato al Gobierno Regional de Lambayeque sería condenado a 4 años de cárcel suspendida. Esto tras acogerse a la terminación anticipada y confesar la entrega de coimas al exburgomaestre, lo cual narra al detalle en sus declaraciones ante la Fiscalía recabadas el 7 de enero del 2019. En las mismas, precisa el contexto en que conoció a Cornejo.

“Lo conocí personalmente en el año 2014 en la campaña política donde yo postulaba al gobierno regional, (…) luego en el año 2015, no recuerdo la fecha exacta, yo realizo una visita protocolar al municipio de Chiclayo, en su despacho, después hubo acercamientos por el tema político, porque teníamos interés que forme parte de nuestro partido (Fuerza Popular), toda vez que había renunciado al partido APP”, relata Becerril.

TERRENO

Según la descripción dada por el mismo Antonio Becerril, el inmueble Canclón es un terreno ubicado a 600 metros de la carretera Pomalca-Tumán, el cual ha sido invadido en varias oportunidades y no sirve para la agricultura.

En el 2014, la caída del precio del azúcar en el mercado mundial afectó a la empresa Pomalca (de la cual Antonio Becerril también fue gerente general, entre los años 2005 y 2015), por lo que esta decide vender el inmueble Canclón a la compañía La Pradera SAC, con la que tenía una deuda acumulada de 6 millones de soles por los servicios de preparación de tierras, carguillo y transporte de caña.

En este punto, el exgerente menciona que La Pradera SAC, que adquirió como dación en pago el predio Canclón, también tenía una deuda con la empresa Transportes San Joaquín, de propiedad de la entonces esposa de Antonio Becerril.

Este refiere que, tras el fallecimiento de su cónyuge en el 2012, la empresa pasa a propiedad de dos de sus hijos, quienes luego recibirían, como pago por parte de La Pradera SAC, dos de los cinco lotes en que fue dividido Canclón, cada uno con una extensión de 25 hectáreas. Es aquí donde entra a tallar el exalcalde David Cornejo.

“Con respecto a los cinco lotes (del predio Canclón) se presenta un comprador para hacer un proyecto inmobiliario, pero como se necesitaba hacer algunos trámites para que ese terreno esté apto, yo acudo al alcalde David Cornejo Chinguel, para que apoye este cambio de zonificación”, explica el excandidato del partido fujimorista.

EL PAGO

Según Becerril, fue en el 2018, en enero o febrero, que acudió donde Cornejo para que le ayude con el tema del terreno. Aunque dice no recordarlo con precisión, habría sido en el hotel Winmeier donde le pidió dicho favor, obteniendo una respuesta favorable del alcalde.

“Pasa el tiempo y seguía igual el trámite, en nada, pero ya en el mes de septiembre del 2018, me voy a la Universidad Juan Mejía Baca (de propiedad de Cornejo), a ver al alcalde y me entrevisté con él, entonces allí le pedí que ya lo agilizara el trámite, pero me dijo que las cosas se han complicado y que tengo que ver algo para los regidores, dándome a entender que quería dinero para gastos, entonces allí hablamos de veinticinco mil dólares”, narra.

Antonio Becerril dice haberle pedido un préstamo de 13,000 dólares a la hermana de su entonces esposa y que, tras completar él mismo un monto de 15,000 dólares, acudió a la oficina de Cornejo en la Universidad Juan Mejía Baca, en compañía del exregidor Boris Bartra.

“Solo yo ingresé y Boris Bartra estuvo esperando fuera de la oficina, entonces allí le dije al alcalde David Cornejo que le traía el dinero por la suma de quince mil dólares, el cual estaba en un sobre manila color amarillo, y cuando el alcalde recibió el dinero me dijo que gracias y que inmediatamente iba a tramitar el proyecto”, asegura.

Luego, en noviembre del año pasado, Becerril afirma haber recibido la visita de Boris Bartra en su casa de la residencial Jockey, en Chiclayo. El exconcejal, según refiere Becerril, le dijo entonces que Cornejo le había encargado llevar el dinero restante (10,000 dólares), a lo que respondió que sí lo iba a conseguir, pero sin entregarle nada en ese momento a Bartra.

Días después y, de acuerdo siempre a la versión de Becerril, tras un nuevo préstamo, volvió a la oficina universitaria de David Cornejo con el dinero restante. “Entregándole el sobre manila conteniendo la suma de diez mil dólares americanos, igual me agradeció y me dijo que en unos días tendrá todo el expediente finiquitado, pero eso nunca se dio”, detalla.

EMPRESARIA

En otros momentos de su testimonio del 7 de enero último, Antonio Becerril habla sobre su relación con la empresaria Mirtha Gonzales Yep, exasesora de la empresa CRD Sucursal Perú, que ganó la licitación de la obra de la planta de transferencia de residuos sólidos de Chiclayo, según la Fiscalía, mediante el pago de coimas a “Los Temerarios”.

Becerril asegura haber conocido a Gonzales a fines del 2016 y que fue su hermano Wilfredo, actualmente prófugo, quien se la presentó en el hotel Winmeier. Por supuesto, esta no sería la última vez que se verían.

“Ya se había licitado la obra de la planta de transferencia, un día que no recuerdo la fecha nos encontramos con esta señora en el hotel Winmeier y me manifestó que tenía una reunión en la casa de David Cornejo y me pide que le acompañe, la acompañé en horas de la noche que no recuerdo bien, llegamos a la casa del alcalde. Yo bajé para saludarlo, encontramos en la reunión a Boris Bartra, se conversó varios temas y la señora le explicó que había llegado tarde a la licitación de la planta de transferencia”, describe.

Agrega que, tras esto, se despidió de Cornejo y salió del lugar junto con Boris Bartra.
Por último, Antonio Becerril cuenta lo ocurrido en una nueva reunión con Mirtha Gonzales Yep.

“Nos fuimos en el año 2018, que no recuerdo la fecha exacta, a la casa del alcalde, porque esta señora me pide de favor que la acompañe, toda vez que la municipalidad de Chiclayo no le pagaba los avances de la obra, como cinco valorizaciones, (…) llegamos a la casa, donde estaba Boris Bartra y Luis Carlos Cabrejos (exregidor). La señora le solicitó que le ayude a cancelar la deuda y esta pueda avanzar la obra, es ahí donde yo intervengo, donde le pedí a David Cornejo por favor que lo apoye a la señora (sic). Este se comprometió a pagar. Quiero dejar constancia, que no he recibido dinero de ningún contratista, de los que han participado en obras de la municipalidad de Chiclayo”, dice Becerril.

Por: Luis Camasca

Síguenos en Facebook

Facebook Comments

admin

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *