Marcelo Odebrecht extorsionó a su propia empresa

La constructora brasileña Odebrecht SA se enfrascó en un litigio judicial en Brasil con su expresidente ejecutivo e hijo del fundador de la empresa, Marcelo Bahia Odebrecht. El pleito ha terminado por revelar una serie de tratos y condicionamientos económicos antes de que los directivos se acogieran a la delación premiada en Brasil.

Todo esto ha puesto en tela de juicio hasta qué punto las declaraciones de los delatores estuvieron condicionadas a un beneficio económico y la estrategia de defensa de su empleador, del grupo Odebrecht.
Los pagos millonarios pactados no han podido ser cumplidos y hoy han llegado a los tribunales. El juicio que ha entablado Odebrecht SA en recuperación judicial y la subsidiaria OBD INV SA en recuperación judicial contra Marcelo Bahia Odebrecht busca el no pago de honorarios complementarios por 52 millones de reales.

La demanda y una serie de documentos probatorios han sido presentados ante el Tribunal de Justicia de Sao Paulo, el 17 de mayo último, pidiendo la nulidad y anulación de un contrato privado suscrito el 30 de junio del 2017.
La constructora señala que Marcelo Bahía los presionó para obtener pagos por 142 millones de reales y salir de prisión con un patrimonio mayor al que tenía cuando fue detenido. El señor Marcelo Odebrecht, además de encabezar un esquema de corrupción por el que las autoridades brasileñas y estadounidenses le han prohibido ejercer cualquier cargo en la compañía, sigue usando su influencia para frustrar los esfuerzos de la actual administración de lograr su recuperación empresarial.
En este contexto, dicen haber realizado una investigación interna que les ha permitido obtener una serie de documentos, correos y manuscritos de Marcelo que demuestran la forma en que el empresario coaccionó a la empresa.

Se describen mensajes como: «Al estar protegido, mi defensa en los procesos penales sería más ‘burocrática’ o menos rígida». Si no aceptan mis condiciones, se iniciará «una guerra de vida o muerte, con varias bajas en otros miembros de la organización».

Luego, “la compañía y otros empleados (y no empleados) están conduciendo a una situación que terminará ‘detonando’ a todos, tanto aquí como, principalmente, en los Estados Unidos”. “Pongo fecha límite hasta la próxima semana para la disposición de garantías aceptables (no vengan a arrugarse en pagar mi multa). De lo contrario, la otra semana comenzaré a renegociar mi acuerdo con Fuerza de Tarea del caso Lava Jato. Advierto que sin parpadear expondré a los que hoy exponen y será un camino sin retorno”. (Diario Uno).

Agregue un comentario

Next Post

Pilar Mazzetti sobre contagios por coronavirus: “Se nos vienen semanas difíciles”

Del 26 al 27 de mayo, más de 5000 personas han dado positivo al coronavirus, según cifras oficiales del Ministerio de Salud (Minsa). Sin embargo, estos números no son nuevos para el país, ya que al día suelen registrarse más de 4000 casos nuevos. Ante este panorama, la jefa del […]

Subscribe US Now