Bancada fujimorista se opuso a sanciones severas por feminicidio

La directora de Estudio para la Defensa de los Derechos de la Mujer (Demus), María Ysabel Cedano, señaló al Diario UNO que el país podría haber tenido personal capacitado para el tratamiento e investigación del feminicidio, violaciones sexuales y acoso si no fuera porque el fujimorismo derogó los decretos legislativos que incorporaban el enfoque de género en la política de la Policía Nacional del Perú y de la Seguridad Ciudadana.

“Si no fuera porque Fuerza Popular derogó los decretos legislativos para incorporar el enfoque de género en la política de la Policía Nacional del Perú y de la Seguridad Ciudadana, desde el año pasado podríamos haber tenido personal capacitado para que pueda tratar e investigar de manera adecuada los crímenes contra las mujeres como feminicidio, violaciones sexuales y acoso”, sostuvo la directora de la ONG, en referencia a la condena general por la joven quemada, Eyvi Ágreda, a manos de su acosador, Carlos Hualpa, en un bus público en el distrito de Miraflores.

Asimismo, Cedano dijo que “Fuerza Popular es un partido que así como obstaculizó estos avances a favor de las mujeres, no expulsó cuando debió hacerlo, a sus congresistas que hablan de `agresores sanos` y culpan a las mujeres de provocar a sus agresores”.

Del mismo modo, aseguró que el fujimorismo cede a sus alianzas con grupos católicos y evangélicos que niegan el derecho a decidir de las mujeres para determinar sus relaciones amorosas y familiares, con quien quieren tener una relación o no, sustentando familias patriarcales donde los hombres deciden sobre ellas.
Lourdes Alcorta

“MAL NACIDO”

El pasado 26 de abril y siguiendo la línea de su colega de bancada, Lourdes Alcorta, quien llamó “mal nacido” a Kenji Fujimori, la congresista Cecilia Chacón despotricó de la misma manera contra Carlos Hualpa, quien quemó a la joven Eyvi Ágreda, en un bus público en Miraflores.

“El mal nacido que quemó a Eyvi merece la más alta pena. Es feminicidio agravado, no lesiones. Lo que cuenta es la intención no el resultado. 25 años. Señor Fiscal de la Nación actúe YA”, escribió Chacón en su cuenta Twitter, haciendo además un llamado al fiscal de la Nación, Pablo Sánchez, para tomar cartas en el asunto en el ataque.

Sin embargo, los usuarios de la red social le recordaron a Chacón, quien actualmente es presidenta de la Comisión de la Mujer del Congreso, que su bancada derogó el Decreto Legislativo 1323, que modificaba el Código Penal para elevar el rango de las penas por estas causales de violencia.

DOBLE MORAL DEL FUJIMORISMO

A su vez, el vocero de Nuevo Perú, Alberto Quintanilla, dijo que el fujimorismo tiene doble moral, que hay hipocresía en ellos, ya que inicialmente actuó de manera sectaria e intolerante al derogar en el 2017, el Decreto Legislativo Nº 1323 que elevaba el rango de las penas por causales de violencia y hoy se une a la condena general por la joven quemada.

“Queda claro que el fujimorismo tiene doble moral. Ha actuado llevado por el sectarismo y con una posición de intolerancia cuando derogó el Decreto Legislativo Nº 1323, viéndose ahora en esta encrucijada al tener que sumarse a la condena general por este individuo que quemó a una joven”, señaló el legislador en entrevista al Diario UNO.

HOY LLORAN PERO AYER SE REÍAN

A inicios de abril del año pasado, la Comisión de Constitución, dominada por Fuerza Popular, derogó el Decreto Legislativo Nº 1323, emitido por el Poder Ejecutivo, el cual endurecía las penas por crímenes de odio y violencia de género contra la comunidad LGTBI (lesbianas, gays, transexuales, bisexuales e intersexuales).

El DL establecía sanciones mayores cuando los delitos se producen bajo móviles de intolerancia o discriminación, tales como raza, religión, sexo o identidad de género. También modifica el feminicidio al agravar la pena hasta 15 años cuando se asesina a una “mujer por su condición de tal”.
Karina Beteta

DL ELEVABA PENAS

El DL Nº 1323 modificaba el Código Penal para elevar el rango de las penas por estas causales de violencia. Agravaba las penas por homicidios que tuvieran “móviles de intolerancia o discriminación, tales como el origen, la raza, religión, sexo, orientación sexual, identidad de género, factor genético, filiación, edad, discapacidad, idioma, identidad étnica y cultural”.

El documento planteaba nueve modificaciones en el Código Penal respecto a los delitos de feminicidio, discriminación y faltas contra la persona. Explícitamente modificaba el literal ‘D’ del artículo 46 y en el artículo 323 del Código e incluían la tipificación de delitos por ‘orientación sexual’ e ‘identidad de género’. Los fujimoristas que impidieron que prosperara la norma fueron Miguel Torres, Modesto Figueroa, Miguel Castro, Gilmer Trujillo, Úrsula Letona, Karina Beteta, Luis Galarreta, Edwin Vergara, Rosa María Bartra y Lourdes Alcorta.
Miguel Torres

FUJIMORISTAS HOMOFÓBICOS

Para las demás bancadas, los fujimoristas mostraron su cara homofóbica. En aquella oportunidad, Alberto de Belaunde, Gino Costa, Vicente Zeballos, Marisa Glave e Indira Huilca aseguraron que el fujimorismo y legisladores vinculados al sector evangélico derogaron la iniciativa por su posición homofóbica.

Sin embargo, Kenji Fujimori rechazó la decisión tomada por su otrora bancada colocando en su cuenta en Twitter un dibujo suyo sosteniendo una bandera de la comunidad LGTBI.
Úrsula Letona

PUNTILLAZO FINAL

Posteriormente, el 4 de mayo de ese año, 66 votos a favor, 29 en contra y ninguna abstención fueron suficientes para que el pleno del Congreso derogara parcialmente el DL, que proponía endurecer las penas para casos de feminicidio, violencia familiar, y violencia de género bajo el argumento de que este no se habría enmarcado en las facultades legislativas otorgadas al Ejecutivo a finales de septiembre del año pasado.

La iniciativa fue exonerada de una segunda votación con la misma cantidad de votos. Varios miembros de la bancada fujimorista (como Úrsula Letona, Miguel Ángel Torres, Luis Galarreta) y de Alianza para el Progreso (como Julio Rosas) se pronunciaron a favor de la derogación.

En contraste, los congresistas de Peruanos por el Kambio (como Alberto de Belaunde y Mercedes Aráoz) y del Frente Amplio (Marco Arana y Marissa Glave) defendieron el decreto legislativo.
Luis Galarreta

BENEFICIOS A VIOLADORES

La violación a una empadronadora durante el Censo Nacional 2017 generó la indignación de todo el país, quien exigió la mayor sanción contra Marco Luza Segundo. Sin embargo, las redes sociales también mostraron su rechazo a los congresistas fujimoristas que el 8 de junio del año pasado, votaron en contra de aprobar el Decreto Legislativo Nº 938 que buscaba luchar contra la violencia familiar y de género, proteger los derechos de niñas, niños y adolescentes, y eliminar las facilidades a que podían acogerse los agresores sexuales. Los fujimoristas que no querían aumentar sanción a los violadores fueron Betty Ananculi, Tamar Arimborgo, Gladys Andrade, Guillermo Bocángel, Lucio Ávila, Nelly Cuadros, Joaquín Dipas, Modesto Figueroa, Juan Carlos Gonzales, Guillermo Martorell, Elard Melgar, Marco Miyashiro, Bienvenido Ramírez, Segundo Tapia, Carlos Tubino y Juan Yuyes.

SIN QUERER QUERIENDO

En octubre del año pasado, la congresista Maritza García debió renunciar a la Presidencia de la Comisión de la Mujer y la Familia del Congreso, ante la presión de la opinión pública, y es que en una sesión del grupo de trabajo, la legisladora citó a un “gran psicólogo maestro”, quien señaló que la mujer, sin razón o sin querer queriendo, da la oportunidad al varón para que se cometa ese tipo de actos”.

“¿Por qué suelen suceder los feminicidios? Porque muchas veces puede haber un agresor que es absolutamente sano y, de repente en un momento, la mujer lo saca de contexto diciéndole ‘me voy o te estoy traicionando’. Esas palabras, esas frases, nunca deben ser usadas por una mujer porque podrían, sin querer queriendo, motivar o exacerbar los ánimos de una persona normal”, remarcó.

Para García, las mujeres también son responsables de estos actos de violencia cometidos en su contra. Esta forma de pensar fue compartida por las legisladoras de su bancada, quienes asintieron con la “sesuda” intervención.
Rosa Bartra

LIBERTAD RELIGIOSA PERO CON VIOLENCIA DE GÉNERO

El proyecto de Ley presentado en febrero de este año y que pretende sancionar los delitos contra la libertad religiosa proviene de Carlos Tubino, el mismo congresista fujimorista que votó por la derogatoria del DL Nº 1323, que ya tenía dicho propósito, al modificar el Código Penal para fortalecer las sanciones contra los crímenes de odio.

Asimismo, los siete parlamentarios de Fuerza Popular que respaldan la iniciativa de Tubino que busca “proteger a los que profesan una determinada religión”, también votaron en contra del DL Nº 1323; se trata de Víctor Albrecht, Paloma Noceda, César Segura, Rosa Bartra, Milagros Takayama, Úrsula Letona y Leyla Chihuán.

Por: ERNESTO TOLEDO BRÜCKMANN

Síguenos en Facebook

Posted by admin

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *