Brasil: Senado destituye a Dilma Rousseff de la Presidencia y rechaza inhabilitación

dilma

Este miércoles el Senado de Brasil decidió por mayoría la destitución de la presidenta Dilma Rousseff, quien deberá abandonar el cargo como resultado del juicio político al que ha sido sometida.

En la última audiencia del juicio político, 61 senadores votaron a favor del impeachment y 20 respaldaron a Rousseff. Luego de esto se sometió a votación su posible su inhabilitación por ocho años para ejercer la función pública, la cual fue rechazada.

“Esto es una farsa, farsa, farsa. Es un proceso basado sólo en pretextos que será juzgado por la historia”, dijo el senador del Partido de los Trabajadores (PT) Lindbergh Farías, informó EFE. Otros parlamentarios oficialistas consideraron que un golpe a la democracia se acababa de consumar.

Información previa
La sesión fue instalada por el titular de la Corte Suprema, Ricardo Lewandowski, en su condición de garante constitucional.

El partido de Gobierno presentó una moción con la que logró separar en dos votaciones el juicio político a la presidenta, de modo que analizarán por separado su destitución y, solo si se aprueba, se debatirá su inhabilitación durante ocho años.

En esta última sesión, Lewandowski leyó un resumen de las acusaciones y los argumentos a favor de Rousseff.

Acto seguido, empezó la intervención, por cinco minutos cada uno, de dos senadores que se encuentran a favor de la desitución y de otros dos, en contra.

Tras ello, Lewandowski dirigirá al Pleno una sola pregunta: “¿Cometió la acusada, señora presidenta de la República, Dilma Vana Rousseff, los delitos de responsabilidad correspondientes a la contratación de créditos en instituciones financieras controladas por el Estado y apertura de créditos sin autorización del Congreso Nacional que le son imputados y debe por eso ser condenada con la pérdida de su cargo y sus derechos políticos por ocho años?”.

Luego vendrá el acto final y decisivo de la votación electrónica, que permitirá conocer de inmediato los resultados y el futuro de Dilma Rousseff.

De tomarse la decisión de destituirla, concluirían los 13 años de gobierno del Partido de los Trabajadores, de tendencia izquierdista.

Las probabilidades de que obtenga más de dos tercios de los votos a su favor, del total de 81 senadores, son escasas, según los sondeos. Debido a ello, los partidarios de la mandataria se muestran resignados al fin de este gobierno.
Rousseff es acusada de “blanquear” las cuentas del Gobierno, violando así las leyes de presupuesto del país.

En su último tuit, la presidenta insistió en su inocencia. “Pido a los senadores que tengan conciencia a la hora de evaluar este proceso. Por la democracia”, escribió.

Síguenos en Facebook

Posted by admin

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *