Cayó Elías Cuba alcalde de La Victoria mafia municipal recaudó más de S/20 millones en parqueo vehicular

‘Los intocables ediles’, la organización criminal que sería liderada por el alcalde de La Victoria, Elías Cuba Bautista, actuaban en el emporio comercial de Gamarra y en la zona cercana al Mercado de Frutas.

Para operar, los delincuentes establecieron el cuadrante conformado por las avenidas 28 de julio, Aviación, México y Parinacochas. Este a su vez se dividía por la avenida Huánuco para crear el Damero A y el Damero B, en la zona de Gamarra.

En ese sector, también realizaban cobros ilícitos en el cuadrante generado por los jirones Luna Pizarro, Misti, Renovación y Raimondi, llamado Sector 2.

El Mercado de Frutas y sus inmediaciones, lo hacían en la intersección de las avenidas Circunvalación y Nicolás Arriola.

La organización criminal ganaba más de S/20 millones anualespor cobros indebidos de parqueo vehicular y por el cobro del Sistema Impositivo del Servicio Ambulatorio (SISA) se llevaban ganancias por S/4.7 millones.

El cobro de SISA se realizaba a más de 8.080 comerciantes ambulantes que trabajan en la vía pública. Ellos eran obligados a realizar un primer pago de 300 soles para empadronarse y poder ocupar un espacio donde ofertar sus productos.

Después de primera cuota, los vendedores debían pagar entre 2 y 6 soles. La comuna distrital no emitía ningún comprobante de pago, solo entregaba algunos tickets bajo el concepto de recolección de residuos sólidos, por un valor de 90 céntimos.

-Cobro millonario-
En cuanto al cobro de parqueos en la zona de Gamarra, donde existen 2.249 espacios disponibles, se exigía S/1 solo por el ingreso. La tarifa que aplicaban por estacionamiento temporal era de 2 a 3 soles por hora o fracción. A cambio, entregaban un recibo por 50 céntimos o simplemente no emitían el comprobante de pago por el monto real.

En el Mercado de Frutas, el cobro de parqueo vehicular temporal estaba dirigido a alrededor de 100 camiones, a los cuales se les exigía 40 soles por hora o fracción. Si los vehículos se estacionaban para ofertar productos e la vía pública debían pagar 200 soles dependiendo de la mercadería que llevaban.

Según la PNP, solo un pequeño porcentaje del dinero obtenido por la organización criminal se destinaba a las arcas municipales. La mayor parte iba a parar a los bolsillos de sus integrantes, quienes se aprovechaban de sus cargos y con la ayuda de personas de mal vivir cobraban a los comerciantes.

El uso que le daban a los pocos recursos que ingresaban a la administración edil era como caja chicha, cuando deberían considerarse como recursos directamente recaudados por el personal municipal.

En total, se allanaron 35 inmuebles y 16 oficinas. Entre lo incautado figura una pistola, 15 municiones, dos USB, una laptop, dos CPU, nueve celulares, tres tabletas, S/21.050 y US$2 mil en efectivo dentro de una caja fuerte, documentos, talonarios de parqueo y SISA. (El Comercio).

 

Síguenos en Facebook

Posted by admin

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *