Cobros ilegales, extorsión y muerte en La Victoria

No hay mal que dure cien años ni cuerpo que lo resista. Ese fue el comentario de decenas de comerciantes de La Victoria luego que el alcalde Elías Cuba, su hijo Eliseo Cuba y otros 22 funcionarios del municipio fueran detenidos durante la madrugada.

“Los Intocables Ediles” es la banda que empezó a operar, según las autoridades, ni bien asumió funciones Elías Cuba. La detención de ayer es un grito de miles de comerciantes que pagaban su “cuota” todos los días a los supuestos trabajadores municipales aunque todos sabían que ese dinero no llegaba a las arcas del municipio.

Al alcalde se le detuvo al interior de su vivienda, en Santa Catalina. En total, 51 inmuebles fueron allanados en diferentes puntos de la capital en la madrugada.

La vivienda del financista de la organización criminal, Alexander Peña Quispe, conocido como “Ingeniero” y que recibía dinero de la recaudación ilícita, también fue intervenida, pero él no fue encontrado.

25 MILLONES ANUALES
“La investigación ha ido esencialmente por el cobro indebido de estacionamientos. Esto va en el cobro del SISA, que es el Sistema Impositivo del Servicio Ambulatorio, que no está previsto en la norma. La forma cómo se disfrazaba este cobro era con un arbitrio de recolección de residuos sólidos para justificarlo”, manifestó el ministro del Interior, Mauro Medina.

“La otra modalidad está referida al cobro de parqueo vehicular. Solamente en el caso de este último rubro, ellos (‘Los Intocables Ediles’) ganaban al año 20 millones y en SISA, 5 millones. Estamos hablando de 25 millones anuales”, agregó.

ELÍAS CUBA, “EL UNO”
“Los Intocables Ediles” eran dirigidos por el alcalde de La Victoria, Elías Cuba Bautista, también conocido como “El Uno”. La autoridad política era el responsable de otorgarle la apariencia de legalidad a las actividades ilícitas de sus colaboradores.

“De acuerdo con las investigaciones policiales, iniciadas en noviembre del 2016, la organización criminal estaba compuesta en su mayoría por altos funcionarios y servidores públicos de la Municipalidad de La Victoria”, anotó el ministro del Interior Mauro Medina.

Según la Policía, solo un pequeño porcentaje de las grandes sumas de dinero obtenidas por la organización criminal se destinaba a las arcas de la Municipalidad de La Victoria. La mayor parte iba a parar a los bolsillos de sus integrantes.

Aprovechándose de sus cargos, y con el soporte de personajes de mal vivir, funcionaban de manera coordinada para exigir cobros indebidos a los comerciantes.

Durante la mañana, un grupo de comerciantes llegó al municipio victoriano. Ellos aseguraron que en el tercer piso del municipio funcionaba una oficina de quienes recaudaban el dinero ilegal. “Ellos venían a cobrarte todos los días, te daban un sticker o un ticket de pago a nombre del municipio, ya sea por parqueo o por alquiler de un espacio, pero cuando ibas al municipio te decían que ese cobro no existía, hemos ido a la Fiscalía, a la Policía pero nadie los detenía, hasta hoy (ayer)”, dijeron comerciantes del jirón Gamarra.

CIFRAS DE LA OPERACIÓN
+En total, se allanaron 35 inmuebles y 16 oficinas en La Victoria, el Cercado de Lima, Lince, entre otros distritos.

+Entre lo incautado figura una pistola, 15 municiones, dos USB, una laptop, dos CPU, nueve celulares, tres tabletas.

+En la casa del burgomaestre Elías Cuba Bautista se incautó S/ 21,050 y US $ 2 mil en efectivo dentro de una caja fuerte, documentos, talonarios de parqueo y del Sistema Impositivo del Servicio Ambulatorio (SISA).

NO SE LES ESCAPÓ NINGÚN COMERCIO
Según la PNP, el rango de acción de “Los Intocables Ediles” comprendía la zona comercial de Gamarra, específicamente el cuadrante conformado por las avenidas 28 de Julio, Aviación, México y Parinacochas. Este a su vez se dividía por la avenida Huánuco para crear el Damero A y el Damero B.

La influencia de la organización criminal se extendía también por el llamado Sector 2 (cuadrante generado por los jirones Luna Pizarro, Misti, Renovación y Raimondi), además del Mercado de Frutas y sus inmediaciones, en la intersección de las avenidas Circunvalación y Nicolás Arriola.

El cobro del SISA se ejecutaba en agravio de los más de 8,080 comerciantes ambulantes que trabajan en la vía pública de los ámbitos que dominaba la organización criminal, quienes eran obligados a realizar un primer pago de 300 soles para empadronarse con tal de ocupar un espacio.

GERENTE, SUBGERENTE Y POLICÍA
Entre sus hombres de confianza destaca Víctor Muchaypiña Reyes, gerente municipal de La Victoria. En su rol de lugarteniente se encargaba de supervisar y disponer acciones legales en beneficio de la organización criminal, previa coordinación con los jefes de área.

En la lista de detenidos también se encuentra Abundio Milton Melgarejo Grijalva, subgerente de Comercio Informal y Mercados. Entre los colaboradores había un suboficial técnico de tercera de la PNP, ST3 Pedro Eduardo Guevara Slee, quien laboraba en el área administrativa de la Dirección de Seguridad Ciudadana de la PNP.

LOS “NEGOCIOS” DE ELISEO
En noviembre del 2016, se dio a conocer varios audios que dejaron en jaque al burgomaestre, y especialmente a su hijo Eliseo Cuba Rodríguez. En ellos se escucha a este último hacer negociaciones para alquilar espacios públicos como pistas y parques de la zona de Gamarra, con la finalidad de realizar ferias gastronómicas y artesanales.

Cuba Rodríguez llegó a cobrar hasta S/ 10 mil de cuota inicial y una mensualidad que llegaba a los mil soles.

Según las conversaciones, Eliseo Cuba negociaba calles que deberían ser usadas como espacios de evacuación en caso de sismo.

En un audio se le escucha decir que se puede cobrar 190 mil soles por 45 días de ferias. En ese momento, los comerciantes informaron que dichas actividades se desarrollaron, solo en ese año, hasta en seis oportunidades.

En los audios también se escucha a Eliseo Cuba hablar sobre Nancy Paraguay, una organizadora de ferias en las calles de Gamarra y que se habría realizado varias durante ese año.

EL CRIMEN DEL PARQUEADOR Y SU HIJA
El 20 de noviembre del 2017, tres delincuentes asesinaron a balazos a Jhon Richard Soplín Buitrón y a su hija de solo 2 años en Santa Anita. Les dispararon hasta 8 veces, él murió en el acto y su hija camino al hospital.

Los familiares de las víctimas y algunos comerciantes aseguraron que un hombre, quien responde al nombre de Alex Peña, es el autor intelectual del doble asesinato. Según dijeron, días antes del doble asesinato, Peña amenazó de muerte a la víctima, quien trabajaba como parqueador en la zona de Gamarra, en La Victoria. El motivo, quería ganar más o de lo contrario dejaría de trabajar. La mafia no quería arriesgar que su ilegal actividad fuera descubierta así que decidió su muerte.

De otro lado, según los comerciantes del Mercado de Frutas, el municipio tenía su fuerza de choque denominada “Los Rompe y Raja” que amenazaba o golpeaba a quienes se oponían a sus cobros.

INTERCEPTARON TELÉFONOS
Según el ministro del Interior, Mauro Medina, la investigación al alcalde incluyó escuchas legales, las cuales se venían produciendo desde hace, aproximadamente, un año y medio. (Diario Uno).
 

Síguenos en Facebook

Posted by admin

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *