Congresista fujimorista Gladys Andrade y su esposo el alcalde Juan Álvarez siguen impunes

El alcalde de Chancay, Juan Alberto Álvarez, fue grabado diciendo: puedo hablar con el director regional de Titulación, con el presidente regional, que puede apurar la venta de un terreno sin título y hasta ahora la Fiscalía no dice nada por estas advertencias delictivas.Sigue impune, pese a las evidencias.

Lo mismo pasa con su esposa, la fujimorista Gladys Andrade, presidenta de la Comisión Agraria, quien consignó en su hoja de vida al momento de postular al Parlamento, que trabajó en cinco empresas diferentes en un plazo de tres años (2013-2016) lo que al parecer sería falso.

Los testimonios de empleados de dichas firmas que ella señaló, no respaldan la declaración jurada de la legisladora. En la hoja de vida de la congresista fujimorista aparece, como su más reciente trabajo, “apoyo administrativo” en WPK Mecatronic Systems, una empresa proveedora de la Municipalidad de Chancay, donde su esposo, Juan Alberto Álvarez, es alcalde.

Otra empresa está ubicada en Chancay, pero las otras tres están en Lima. Una de ellas, Mackin Express Cargo, cuenta con trabajadores que, según el reportaje de “Panorama”, dijeron no conocerla.

El gerente del Mackin Express sí la reconoció y dijo que trabajó haciendo despachos, llevando facturas y llamando clientes. Contradicción.Sin embargo, la congresista Andrade dijo que trabajaba a través de internet desde su casa.
Otra empresa es Inversiones Elguera Portilla, la cual cuenta con una dirección fiscal errada o falsa, según el reportaje del canal 5.

A esto hay que sumarle que, al momento de participar en la compra de un terreno en el norte chico de Lima, indicó ante una notaría que su trabajo era “ama de casa”.

Andrade dijo que consignó eso porque los trabajos, según su versión, los realizaba vía internet.

“Generalmente estaba dentro de mi casa, yo no me movía de mi casa”, dijo, a pesar de que el gerente de Mackin Express aseguró que ella laboraba en el local de la empresa.

Panorama reveló que la congresista posee junto con su esposo, Juan Alberto Álvarez, un terreno de 17 hectáreas en el norte chico, que fue adquirido hace apenas dos años en 65 mil soles y que lo venden en más un millón trescientos mil soles.

El terreno, que fue comprado por la pareja a un agricultor que tampoco contaba con título de propiedad y solo era posesionario, está ubicado en la zona de Paraíso, a 10 minutos del peaje de Huacho.

Que el terreno no tenga los papeles en regla no es problema para la pareja Álvarez-Andrade, porque el esposo es alcalde de Chancay, y ofrece abiertamente, como parte del trato de compra y venta, usar todas sus influencias para sanearlo. Cuando el alcalde hablaba fue grabado por Panorama y a pesar de eso no tiene ninguna investigación al respecto.

ALGO MÁS
La Fiscalía y el Congreso aún no investigan como debe ser a los esposos de “poderes” especiales .

Síguenos en Facebook

Posted by admin

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *