“Dueños de universidades usan exoneraciones para campañas”

El excongresista Daniel Mora denunció que el exparlamentario por Solidaridad Nacional, José Luna Gálvez, de la universidad Telesup y el excandidato presidencial por Alianza para el Progreso, César Acuña Peralta, de la universidad César Vallejo utilizan las millonarias ganancias que les reportan el negocio en el que han convertido la enseñanza a nivel superior, para el irregular financiamiento de sus campañas electorales.

En diálogo con diario Exitosa, indicó que tenía conocimiento que invertían considerables cantidades de dinero en spots publicitarios por radio y televisión, así como enormes paneles de publicidad que actualmente han empezado a invadir puntos estratégicos de la gran Lima y las zonas más populosas de los distritos de los conos norte y sur de la capital. Otra modalidad son los “regalitos” que suelen entregar en cada una de las visitas que realizan los candidatos de los movimientos políticos de estos dos personajes, que postulan a diferentes alcaldías distritales.

Luna Gálvez, que logró la inscripción de su partido político Podemos Perú a través de un proceso irregular en la ONPE, según denunció la exgerenta de asesoría jurídica del organismo electoral, Susana Guerrero, habría montado una red de corrupción al interior de dicha entidad, con la presencia de cuatro operadores, que bajo el cargo de “asesores” del jefe de la ONPE, Adolfo Castillo, tenían un inusual poder de decisión, según las revelaciones que hizo públicas las valiente exfuncionaria.

Autos, imprenta, locales
“En las elecciones pasadas quedó al descubierto que César Acuña utilizó las camionetas para su campaña proselitista, pero eso no es todo, la imprenta en la que se debería publicar toda la literatura universitaria para los alumnos, era empleada para la impresión de toda la propaganda política que después se repartía en los mítines, y los locales universitarios servían de centro de acopio del material publicitario”, precisó el Mora.

“La Ley Universitaria es muy clara, la Sunedu y la Sunat tienen la obligación de controlar en qué se están invirtiendo las utilidades de las universidades, que al estar exoneradas del pago de impuestos tienen una ganancias líquidas de miles de millones de soles, porque el Estado deja de recibir aproximadamente 2 mil millones de soles al año, cifra que se puede usar en mejorar significativamente la calidad educativa en el país”, añadió.

Síguenos en Facebook

Posted by admin

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *