El procurador de los ‘Cuellos Blancos’

El expresidente de la Corte Superior de Justicia del Callao, Walter Ríos Montalvo, no solo estaba acostumbrado a recibir dinero en efectivo o botellas de whisky etiqueta azul para favorecer a sus eventuales “clientes”, sino que contaba con la complicidad de un procurador del sistema de justicia para sacar un jugoso beneficio laboral de unos 300 mil soles del erario público.

Se trata de un expediente que en primera instancia favoreció a quien hoy está con detención preliminar en el caso de “Los Cuellos Blancos del Puerto” pero que sospechosa o dolosamente no fue apelado por José Manuel Espinoza Hidalgo, procurador público adjunto ad hoc para asumir la defensa del Poder Judicial en los contenciosos a cargo de la Procuraduría de este poder del Estado.

“Es muy grave lo que ha pasado porque el procurador Espinoza Hidalgo no ha apelado la sentencia que declaró fundada la demanda por beneficios laborales de Ríos Montalvo, quedando consentida la sentencia debiéndole pagar alrededor de 300 mil soles por beneficios laborales”, dijo una fuente familiarizada con el tema.

Se trata del Expediente Nº 027-2017 en el que el exmagistrado en mención interpone una demanda contencioso administrativa en la Corte Superior del Callao para un pago de 16 sueldos -uno por Navidad, otro por escolaridad y por Fiestas Patrias, desde diciembre de 2004 hasta el mismo mes de 2013- que no habrían sido pagados a Ríos Montalvo.

Y es así como el juez del Cuarto Juzgado Especializado de Trabajo del Callao, William Gonzales Zurita, falla declarando fundada la demanda del entonces titular de la citada corte chalaca en respuesta a una carta denegatoria de la Gerencia de Recursos Humanos y Bienestar del Poder Judicial.

El cálculo preciso del monto que Walter Ríos debe cobrar aún está en cálculo y será pagadero después del 18 de setiembre, aunque puede haber dificultades en el cobro por estar el titular en prisión.

La de Ríos Montalvo no es la única sentencia no apelada y obviamente en estas omisiones de función hay muchos favorecidos.

Es el caso de Stella Rivera Bravo, que tiene expediente Nº 16923-2017-0-1801-JR-LA-08, del Octavo Juzgado Laboral de Trabajo de Lima.

Asimismo, el Expediente Nº 25071-2014-0-1801-JR-LA-05, del Quinto Juzgado Laboral de Trabajo de Lima, del ciudadano Juan Gabriel Castillo.

Otro favorecido sería Juan Ricardo León Mondragón (Expediente Nº 01325-2017-0-1801-JR-LA-10 que estuvo en giro en el Décimo Juzgado Laboral de Trabajo de Lima).

Sucedió lo mismo con Claudet Katerina Delgado Llanos, del Expediente Nº 25471-2017-0-1801-JR-LA-15, del mismo Décimo Quinto Juzgado Laboral, beneficiada con 228,448.63 soles.

Y el de Walter Benigno Ríos Montalvo, Expediente Nº 00027-2017-0-0701-JR-LA-04, del Cuarto Juzgado Laboral de Trabajo del Callao.

EL ENTORNO
José Manuel Espinoza Hidalgo es un procurador nombrado en junio de 2006, por lo que lleva más de doce años en el cargo.

La fuente de EXPRESO, que solicitó el anonimato por temor a represalias, afirma que este personaje “viene cometiendo una serie de actos irregulares, entre ellos, tráfico de influencias, abuso de autoridad, entre otros”.

Quienes conocen de cerca su trabajo, por formar parte de su entorno, según el informante, son Stella Rivera Bravo, jefa de Imagen Institucional de la Procuraduría Pública del Poder Judicial, quien además cumple funciones en la Tesorería de dicha entidad.

“Ella demandó al Poder Judicial el pago de beneficios laborales por cerca de 156 mil soles, cuya sentencia fue declarada fundada y dicha sentencia tampoco fue apelada”, como señalamos líneas arriba.
“Ella maneja la caja chica de la Procuraduría Pública del Poder Judicial, favoreciendo con pagos a los amigos de Espinoza Hidalgo, por viáticos de viajes de comisión de servicios, pasajes locales, entre otros”, afirma.

“Mientras que el resto del personal tiene que viajar al interior con su propio peculio, y si no aceptan ir de viaje a las audiencias, Espinoza Hidalgo los amenaza con no renovarles sus contratos de trabajo”, añade.

Clara Victoria Salinas Lobatón es la encargada del Área de Personal y del Área de Ejecución Laboral, que tiene que ver con el pago de los beneficios económicos en ejecución de sentencias de la Procuraduría Pública del Poder Judicial; es la persona de confianza de Espinoza Hidalgo y ve la contratación del personal conjuntamente con él y Stella Rivera, según esta versión.

¿NEPOTISMO?
La no apelación de sentencias a veces va acompañada de presuntos casos de nepotismo, denuncian quienes conocen de cerca este problema.

Tanto es así que se benefició a la hermana de Clara Victoria Salinas con la adjudicación de personal por locación de servicios en los años 2016 y 2017, esto con conocimiento de Espinoza Hidalgo.

Juan Gabriel Castillo, chofer del procurador público del Poder Judicial, planteó en vía judicial una plaza como asistente administrativo III y su sentencia se declaró fundada y el procurador Espinoza Hidalgo tampoco apeló.

“El mismo trabajador volvió a demandar al Poder Judicial, solicitando el pago del bono por función jurisdiccional, proceso que se encuentra con auto admisorio”, agregan.

Aldo Martín Caro Azabache, aseguran que es “sobrino de la esposa de Espinoza Hidalgo, y está contratado por locación de servicios; antes estaba por contrato CAS, percibiendo S/ 5,500 soles mensuales, sin contar con el perfil académico”.

Juan Ricardo León Mondragón, “primo de Espinoza Hidalgo, demandó desnaturalización de contrato y ganó la plaza, sin tener los 5 años como manda el Decreto Ley Nº 728, ahora cuenta con una plaza indeterminada”.

“Juan Gabriel Castillo Briceño, primo de Espinoza Hidalgo, es el chofer personal y maneja el vehículo de la Procuraduría Pública del Poder Judicial, usó la misma figura jurídica de la desnaturalización de su contrato, sin contar con los 5 años como señala el Decreto Ley Nº 728; su demanda fue declarada fundada y Espinoza Hidalgo no apeló, favoreciéndolo”.

PRADO SALDARRIAGA
“Eduardo Tomás Tello Lucich fue otro que se fue en queja por una plaza indeterminada bajo el Decreto Ley Nº 728 y retornó a la Procuraduría Pública, apoyado por Espinoza Hidalgo”.

Sobre Tello Lucich se agrega que es tío de Angie Pierina Aguilar Veramendi, quien es hija de Marlene Veramendi Oliva, recientemente nombrada gerente de Desarrollo Corporativo de la Gerencia General del Poder Judicial, mediante Resolución Administrativa Nº 335-2018-P-PJ de la Presidencia de la Corte Suprema de Justicia y firmada por el presidente del Poder Judicial, Víctor Roberto Prado Saldarriaga.

La citada señora, reiteramos, madre de Angie Pierina Aguilar Veramendi, ahora trabaja en la Procuraduría Pública.

Por lo visto, todo queda en familia.

7 de junio de 2006
En esta fecha, mediante la Resolución Suprema Nº 093-2006-JUS, el abogado José Manuel Espinoza Hidalgo fue nombrado “como Procurador Público Adjunto Ad Hoc para asumir la defensa del Poder Judicial en los procesos constitucionales a cargo de la Procuraduría Pública del Poder Judicial”, esto con la rúbrica del prófugo expresidente Alejandro Toledo.

Iza Motors de por medio
Jaime Gómez Valverde, ex gerente general, exgerente de Recursos Humanos y Bienestar y exgerente de Administración y Finanzas del Poder Judicial, es otro amigo de Espinoza Hidalgo y Stella Rivera, quienes gestionaron ante César García Céspedes, gerente general del Poder Judicial, para que contraten como asesor a Gómez Valverde en la Procuraduría Pública.

Es más, le “hicieron firmar un contrato de trabajo, con la intención de que sea nombrado gerente general del Poder Judicial por el presidente Víctor Prado Saldarriaga, pero no ha sido nombrado por estar cuestionado con los contratos de Iza Motors” del empresario detenido Antonio Camayo. Como es público, García Céspedes renunció a su cargo tras protagonizar un audio con el suspendido juez César Hinostroza.

Por: Walter Ríos Montalvo

Síguenos en Facebook

Posted by admin

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *