Es casi seguro que Keiko será investigada por crimen organizado

El Poder Judicial definió que el 18 de enero se realizará la audiencia en la que se decidirá el destino de la lideresa de Fuerza Popular, Keiko Fujimori, investigada por lavado de dinero por los denominados “fujicocteles”.

Como adelantó el Diario UNO en su edición impresa del 1 de diciembre, la Primera Sala Penal de Apelaciones será la encargada de evaluar el pedido de la Fiscalía Antilavado para que el caso siga su curso.

El fiscal José Domingo Pérez Gómez, a cargo de dichas pesquisas, dio el golpe de timón en noviembre al apelar la decisión judicial previa que le impedía ampliar sus investigaciones bajo la modalidad de crimen organizado.

Pero la suerte de la jefa del fujimorismo parece estar echada en esta investigación por blanqueo de capitales que pesa sobre ella, siendo esta una de varias, debido a que los superiores jerárquicos de la jueza Elizabeth Arias, quien archivó en la víspera dichas pesquisas, ya le dieron la razón antes al Ministerio Público.

En la resolución escrita de Arias se esgrime que este archivamiento que evidencia actos de conversión de dinero en los cocteles, se debe a que los fiscales que revisaron previamente el caso no apelaron a tiempo.

Pero lo que le espera a la hija del excarcelado expresidente Alberto Fujimori es un escenario adverso, teniendo en cuenta que la Sala que dirige Condori, y que la integran los jueces Sonia Torre y Rómulo Carcausto, sacará a flote el caso.

A finales de octubre de 2017, este Colegiado ordenó que Fujimori deba ser investigada por crimen organizado, rechazando lo dispuesto por otra jueza de menor rango para que Keiko Fujimori y sus allegados sean investigados por criminalidad organizada.

La intención del fiscal es ampliar sus pesquisas por 36 meses, sobre todo por sus últimos hallazgos y las recientes confesiones de Marcelo Odebrecht, quien aseguró haber “aportado” más de 500 mil dólares a la campaña de Fuerza Popular.

Recordemos que Pérez Gómez descubrió una “contabilidad paralela” en las finanzas de la tienda naranja, razón que lo obligó a allanar los búnkers del partido de Keiko Fujimori, donde se recogieron elementos valiosos de prueba.

Durante este lapso, diversos aspirantes a colaboradores eficaces han asegurado haber aportado cero soles a la campaña de Keiko Fujimori, pese a que sus nombres aparecen en los padrones que fueron presentados a la ONPE.

ALGO MÁS
Como informó Diario UNO, durante el interrogatorio del 28 de diciembre, la excongresista admitió conocer a Jorge Barata, el exdirectivo de Odebrecht en Perú que lo sabe todo sobre los sobornos.

Por: EDUARDO GARCÍA

Síguenos en Facebook

Posted by admin

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *