Extrabajadora de empresa de Salaverry exige que le paguen

En abril de 2016 la abogada Roxana Paredes denunció que el actual presidente del Congreso, Daniel Salaverry, la despidió sin pagarle el total de su remuneración de la empresa DSV Constructores que el fujimorista gerenciaba.

El caso fue llevado hacia la Corte Superior de Justicia de La Libertad por el pago de cinco recibos de honorarios, cuya suma ascendía a 8 mil 500 soles como deuda del año 2015.

La empresa implicada en este caso, y la cual estuvo vinculada al congresista Salaverry es DSV Constructores, que tiene ahora como representante legal a Geancarlo Díaz Azabache, según portal de la Sunat.

Roxana Paredes dijo a RPP que Díaz Azabache nunca tuvo poder de decisión, ya que el parlamentario siempre tenía la última palabra.

Asimismo, Roxana Paredes dijo que Daniel Salaverry se ofreció a cancelar la deuda a través de correos electrónicos. Sin embargo, tras el inicio de su campaña para el Congreso en el 2015, el ahora presidente del Parlamento se volvió “casi inubicable”.

Perú. 21 publicó en julio de este año que la empresa DSV Constructores le debe al Tesoro Público, EsSalud y ONP un total de S/1’089,243. En abril del 2004, Daniel Salaverry y su padre, Raúl Salaverry, fundaron DSV Constructores.

El padre puso S/342,883, es decir el 99% del capital social, y el hijo S/3,463, o sea, el 1% restante. Daniel Salaverry se encargó de la gerencia. Fue en setiembre del 2011 cuando la empresa decidió dejar de pagar impuestos, a pesar de que en enero del 2012, solo cuatro meses después, el gerente Salaverry realizó un incremento de capital de S/1’700,000.

Luego, entre abril y mayo del 2012, el hoy aspirante a la presidencia parlamentaria dejó la gerencia para convertirse en el apoderado de DSV Constructores, lo cual lo autorizaba a intervenir y representar a la sociedad en asuntos administrativos, judiciales y financieros. Aún así, siguió ignorando sus obligaciones.

El fujimorista recién dejó de ser apoderado de la inmobiliaria el 23 de junio de 2016, cuando ya había sido elegido congresista por Fuerza Popular; en ese momento su deuda al Estado era de 975,000 soles.

ALGO MÁS

El juez Gabriel Otiniano Campos, del Séptimo Juzgado de Paz Letrado de la Corte Superior de Justicia de la Libertad, emitirá en algunos días su sentencia sobre el caso, que si bien no recae directamente en el parlamentario, sí en la empresa que él fundó en dicha ciudad. (Diario Uno).

 

Síguenos en Facebook

Posted by admin

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *