Fiscalía conocía desde 2015 de trama Odebrecht señaló congresista Yeni Vilcatoma

Desde diciembre de 2015 la Fiscalía conocía de los hechos de corrupción que envolvían a las empresas brasileñas, tal es así que se reunieron con Sergio Moro, el polémico juez que condenó a prisión al expresidente Lula da Silva. Sin embargo, el Ministerio Público guardó silencio por casi dos años, de acuerdo a la denuncia de la congresista Yeni Vilcatoma.

El escándalo de Odebrecht saltó a la luz pública internacional el 21 de diciembre de 2016, luego de que la constructora confesara a las autoridades de los Estados Unidos que era culpable de haber creado un esquema masivo de pago de sobornos para ganar grandes obras y de licitaciones fraudulentas.

El escándalo remeció al Perú, en donde la empresa ejecutaba una serie de obras emblemáticas, y unos días después, el 26 de diciembre de 2016, el Ministerio Público anunciaba que las investigaciones estarían en manos de Hamilton Castro. Pero, según Vilcatoma, este no era un tema nuevo para la Fiscalía.

La parlamentaria independiente entregó a la Comisión Lava Jato, el Power Point que el fiscal de la Nación, Pablo Sánchez, no presentó durante su visita al grupo investigador, efectuada el año 2017.

Durante dicha reunión, el fiscal pidió que la sesión, la cual era pública, pasara a ser reservada porque alegaba que existían datos sensibles que no se podían compartir con los medios de comunicación. Sin embargo, la mayoría de integrantes no aceptaron la solicitud al considerar que no se podía ocultar información a la población.

VIAJES AL EXTERIOR
De acuerdo al documento, al que EXPRESO tuvo acceso, el 8 de diciembre de 2015, varios fiscales viajaron a Curitiba, Brasil, para entrevistarse con el juez Sergio Moro, y además para tener reuniones informales. El magistrado Sergio Moro es el responsable de la operación Lava Jato en dicho país.

Asimismo, se da cuenta que el 27 de julio de 2015, los magistrados viajaron a Brasilia (Brasil) en el contexto de la asistencia judicial internacional y para entrevistarse con fiscales de dicho país.

Posteriormente, el 4 de octubre del mismo año, los fiscales volvieron a visitar Brasilia, para efectuar una serie de diligencias reservadas, mientras que un mes después (el 17 de noviembre) los fiscales se trasladaron, esta vez a Sao Paulo, para estar presentes en la toma de declaraciones de personas cuyas identidades no se han dado a conocer.

Al año siguiente, el 20 de enero de 2016, los fiscales peruanos se desplazaron hasta Curitiva (Brasil) para “tomar declaraciones”, en tanto que el 30 de marzo de 2016 se trasladaron a Miami, Estados Unidos, con la misma finalidad.

El 10 de diciembre de 2016, los fiscales vuelven a viajar, pero en esa oportunidad lo hacen a Suiza, siempre en el marco de asistencia judicial internacional.

Hay que recordar que el más grande caso de corrupción se reveló como parte de las indagaciones de Lava Jato, que investigaba el Departamento de Justicia de Estados Unidos en colaboración con el sistema judicial brasileño y suizo.

Según esas indagatorias extranjeras, entre 2001 y 2016, autoridades de al menos 12 países recibieron sobornos de Odebrecht, por 788 millones de dólares, a cambio de obtener numerosos y multimillonarios contratos.

“Hay una línea de tiempo de los viajes realizados por los fiscales antes de la creación del grupo especial. Los viajes revelan que, probablemente, todo lo que se está conociendo hoy, ya el Ministerio Público lo conocía y solo se habría actuado en mérito a que esta noticia explotó en Estados Unidos”, dijo a EXPRESO la exprocuradora Yeni Vilcatoma.

Vilcatoma afirmó que ahora se debe averiguar si la Fiscalía habría contribuido con generar impunidad a favor de los involucrados, pues tenía toda la información sobre el caso Odebrecht y no hizo nada al respecto.

En otro momento, la parlamentaria hizo referencia a las acciones internas que la Fiscalía habría adoptado luego de conocido el escándalo de corrupción, por lo que mencionó que en el documento se observan ideas generales de cómo se efectuaría el acuerdo que posteriormente el fiscal Hamilton Castro realizó con Odebrecht.

Más aún si se ha revelado que es la empresa la que acude al Ministerio Público para iniciar este convenio.

“En líneas generales, tal como ya se ha informado a la opinión pública en sendos comunicados, la persona jurídica se presentó libre y voluntariamente. Se comprometió a colaborar con las investigaciones a cargo del Ministerio Público a través de la entrega de información y/o documentación esencial que sea requerida por la Fiscalía para el esclarecimiento de los hechos”, se señala en los documentos entregados por Vilcatoma.

“SE OCULTÓ INFORMACIÓN”
La legisladora Yeni Vilcatoma afirmó que en la documentación de la Fiscalía existe una línea de tiempo de los casos vinculados a Odebrecht, que la Comisión Lava Jato necesitaba conocer para efectuar sus investigaciones, pero a la cual no pudo acceder.

Estos son algunos de los procesos que aparecen en el listado y que en la actualidad están siendo indagados por el grupo investigador.

Corrupción de funcionarios: en junio de 2015 el caso de la Planta de Tratamiento Huachipa a cargo de Hamilton Castro, tenía una carpeta fiscal, entre cuyos investigados estaba Alejandro Toledo. En ese año se encontraba en investigación preliminar.

En julio de 2016, el Caso Saco Sarmiento estaba a cargo del mismo fiscal y el investigado era Enrique Saco Jaramillo. Aún continuaba en investigación preliminar.

En 2016 el Caso (Joseph) Maiman se encontraba a cargo de Hamilton Castro y continuaba en investigación preliminar.

En 2014 el fiscal Reynaldo Abia Arrieta tenía el caso de Édgar Ramírez Cadenilla, el cual se encontraba en formalización de la investigación preparatoria.

En el listado figura el expediente 475-2016 “Caso Odebrecht” a cargo del fiscal provincial Reynaldo Abia Arrieta.
Asimismo, el 424 del 2016 del “Caso OAS” a cargo del fiscal Reynaldo Abia Arrieta y tenía en investigación preliminar a Óscar Castañeda y Giselle Zegarra Flores.

El expediente 87 -2015 “Caso Huallaga”, en manos de la fiscal Mónica Silva Escudero, y tenía como investigado al expresidente Alan García.

De igual forma el 128 – 2015, “Caso Línea Amarilla” a cargo de José Pérez Gómez quien investigaba al hoy alcalde de Lima, Luis Castañeda.

Aunque la lista es bastante larga, destaca el expediente 416-2015 “Caso Vía Parque Rímac” a cargo de la fiscal provincial Norah Córdova Alcántara, y tenía en investigación preparatoria a Domingo Arzubialde Elorrieta.

MILLONARIA MULTA
En varias oportunidades, Yeni Vilcatoma ha reclamado que se imponga a Odebrecht y a las empresas brasileras involucradas en el caso Lava Jato, una multa ejemplar que esté de acorde al daño ocasionado al Estado peruano y a la sanción pecuniaria que le interpusieron otros países.

Por ejemplo, Estados Unidos le impuso a Odebrecht una multa de US$ 2,600 millones después de admitir que sobornó a funcionarios en todo el mundo para adjudicarse contratos de importantes obras.

De acuerdo con la confesión de Marcelo Odebrecht, esta empresa pagó sobornos por un monto ascendente a los US$ 788 millones a funcionarios gubernamentales, sus representantes y partidos políticos.

Por este mismo tema, Brasil le impuso una multa a Odebrecht de US$ 2,390 millones, mientras que Suiza lo multó con US$ 116 millones, solo por haber utilizado su sistema financiero.

POR MARÍA TERESA GARCÍA

Síguenos en Facebook

Posted by admin

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *