Fiscalía identifica transferencias de Odebrecht a funcionarios del gobierno aprista

El equipo de la fiscalía encabezado por Hamilton Castro logró identificar las transferencias efectuadas por Odebrecht como parte de los sobornos que la empresa admitió haber pagado a funcionarios del segundo gobierno aprista por los tramos 1 y 2 del metro de Lima. Un nuevo nombre ha aparecido y se ha confirmado que el monto de las coimas asciende a US$8 millones.

El Comercio accedió a la documentación que envió la Banca Privada de Andorra (BPA) en Panamá al equipo especial del Ministerio Público, en la que se da cuenta que el ex viceministro de Comunicaciones Jorge Cuba recibió de Odebrecht US$6,25 millones a través de una persona identificada como Víctor Enrique Muñoz Cuba, a quien la BPA señala como el representante de la ‘offshore’ Hispamar International Corp.

Muñoz Cuba, quien es primo del ex viceministro, es un ingeniero informático peruano dedicado a la asesoría y consultoría. “En los mismos documentos de apertura se explica que el cliente ha sido presentado por el grupo Odebrecht y que es un socio estratégico de la empresa en el Perú en trabajos de construcción”, se lee en el documento remitido a la fiscalía.

—Pagos confirmados—
El informe que envió la entidad de Andorra, a través de la Unidad de Cooperación Internacional de la Fiscalía de la Nación, señala además que la cuenta de Hispamar registra diversas operaciones.

El 15 de marzo del 2010 recibió una transferencia de US$830 mil “desde la cuenta 1200285820, bajo la titularidad de Klienfeld Service, abierta en BPA”. Luego, entre abril y julio del 2011, la cuenta recibió US$449.872,42 en cuatro abonos, uno desde China, dos desde Letonia y uno desde Londres. Entre diciembre del 2011 y abril del 2014, hubo otras siete transferencias por US$5 millones 420 mil, a cargo de la sociedad Aeon Group Inc.

En el caso de la ‘offshore’ Julson International, vinculada al ex funcionario del MTC Edwin Luyo, la BPA confirmó la transferencia de US$500 mil de parte de Aeon Group INC, una ‘offshore’ usada por Odebrecht para pagar coimas. La BPA señala además que antes de la cancelación de cuenta de Julson International, el 17 de abril del 2013, se ejecutó una transferencia a favor de Jorge Cuba Hidalgo.

“Un reintegro en efectivo de US$500.000 y US$60.000 [ganancias obtenidas a través de las inversiones en bonos] para transferencia a favor de una cuenta bajo la titularidad de Jorge Cuba, abierta en la entidad bancaria Inteligo Bank”, se lee en el documento.

Finalmente, en el caso de Oblong International INC., se ha verificado la existencia de un tercer depósito a esta cuenta de parte de Aeon Group INC., por US$700.000. Además, la BPA también confirmó que, pese a que la cuenta fue abierta inicialmente por Edwin Luyo Barrientos y Mariella Huerta Minaya, el total del dinero que se depositó en esta –es decir, US$1’230.840– terminaron en otra cuenta a nombre solo de Luyo.

De esta manera, la fiscalía ha logrado corroborar el destino total de los casi US$8 millones en presuntos sobornos pagados por Odebrecht a Cuba Hidalgo, Luyo Barrientos y otros por los tramos 1 y 2 de la línea 1 del metro de Lima. En enero pasado, cuando estalló el escándalo de corrupción, ya se había identificado depósitos por US$2,5 millones.
Este Diario se comunicó con el abogado José Urquizo, de la defensa legal de Cuba Hidalgo, quien no quiso dar detalles sobre la vinculación del ex viceministro con Muñoz Cuba. Ante la consulta de El Comercio, respondió: “No puedo contestar eso […]. No he visto los documentos”.

Sobre los US$6,25 millones que recibió su patrocinado a través de Hispamar, comentó que Cuba Hidalgo ha reconocido haber recibido dicha suma, pero que nunca manejó la cuenta de esta ‘offshore’. Además, afirmó que su patrocinado jamás tocó el dinero y “que este se encuentra congelado”.

A su turno, el abogado Luis de la Cruz, defensor legal de Luyo Barrientos, prefirió no pronunciarse sobre la situación del funcionario del MTC.

Respecto a Huerta Minaya –prófuga en Estados Unidos– a quien también patrocina, De la Cruz comentó que ella no supo que su nombre había sido usado para la constitución de las ‘offshore’ Oblong y Julson. Además, aseguró que, en el caso de Julson, dicha empresa “no está incriminada” en la investigación fiscal.

“Odebrecht nunca ha dicho que le pagó a la señora Huerta, por tanto el delito que le imputan no se configura. Además, la acusan de hacer operaciones, pero ella nunca recibió nada. Las cuentas finalmente terminaron a nombre de otro coprocesado [Luyo Barrientos]”, sostuvo De la Cruz.

El Comercio trató de ubicar a Víctor Enrique Muñoz Cuba. Sin embargo, este no se encontraba en su departamento en Magdalena. Un familiar aseguró que Muñoz Cuba no vive en el inmueble desde hace cinco meses y que solo acude por las noches.

Por: Karem Barboza Quiroz

Síguenos en Facebook

Posted by admin

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *