Inscripción del partido político Podemos por el Progreso del Perú, estuvo plagada de irregularidades

La inscripción del partido político Podemos por el Progreso del Perú, que lidera el excongresista José Luna Gálvez, estuvo plagada de irregularidades.

Según denunció en ‘Cuarto Poder’ la gerenta de Asesoría Jurídica de la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE), Susana Guerrero, el partido de Luna Gálvez recibió un ilegal trato preferente de parte de funcionarios de esta institución para que logre su inscripción en el Jurado Nacional de Elecciones, lo que ocurrió en enero pasado.

Una de esas irregularidades es que se dieron como válidos los planillones con las firmas de adherentes, pese a que había varios en blanco, lo que está prohibido por ley. Lo correcto es colocar la palabra ‘anulado’ en el área vacía.

Guerrero dijo que informó oportunamente de esta irregularidad a la gerenta de su área y esta, a su vez, al secretario general de la institución, Ricardo Pajuelo, quienes no hicieron nada al respecto y derivaron los planillones para la verificación de firmas.

Esto ocurrió con el primer lote del millón de firmas entregadas a ONPE por Podemos, en setiembre del año pasado, de las cuales 600 mil fueron reconocidas como válidas dos meses después. En total se encontraron 400 planillones con espacios en blanco, pero ninguno fue devuelto para su subsanación, como ocurrió con otras agrupaciones políticas. Por ejemplo, al Partido Morado, según Guerrero, se le devolvieron cuatro planillones por tener espacios en blanco.

En un segundo lote de firmas de Podemos, sí se tomaron en cuenta los espacios vacíos y, por tanto, los planillones fueron observados, pero no devueltos al partido de Luna como ordena la ley.
Inexplicablemente, la subsanación se realizó en la misma ONPE por el personero legal de Podemos, Luis Navarrete, quien ingresó a la institución fuera del horario de atención al público para colocar el sello de ‘anulado’ en los espacios donde no habían firmas.

La irregularidad fue materia de un informe realizado por el área de atención al ciudadano, que adjuntó el acta firmada por Navarrete en la que admitió que ingresó a ONPE para subsanar fallas en los planillones.

Navarrete, ex regidor por Vamos Vecinos, fue procesado por el escandaloso caso de las firmas falsas de Perú 2000.
Según Guerrero, el jefe de la ONPE, Adolfo Castillo, supo de las irregularidades desde noviembre del 2017, pero no hizo nada.

Al respecto, Castillo aseguró que estaba informado que Podemos había subsanado la observación de los espacios vacíos, pero no cómo lo había hecho. Aunque no indicó qué sucederá con la inscripción de Podemos, indicó que se afrontarán responsabilidades “porque no hay preferencias para nadie”.

El viernes, Ricardo Pajuelo fue separado del cargo.
La clave
Susana Guerrero, gerenta de asuntos jurídicos de la ONPE, dijo que informó por escrito de las irregularidades cometidas durante la inscripción de Podemos a la Contraloría y al Ministerio Público. Pero igual, señaló, ninguna de las dos instituciones se pronunció al respecto hasta ahora.

Síguenos en Facebook

Posted by admin

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *