La Fiscalía de Lavado detecta US$ 15 millones en cuentas de Vicente Díaz

Las alarmas se encendieron el último 28 de septiembre cuando la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) reportó al Ministerio Público que los esposos Vicente Díaz Arce y Elizabeth Palomino Córdova registraban operaciones bancarias sospechosas entre enero de 2004 y agosto de 2017.

La fiscal especializada en lavado de activos, Marita Barreto Rivera, conocía a Vicente Díaz porque este se encontraba implicado en la organización criminal de Rodolfo Orellana Rengifo, caso que la autoridad investigó y denunció.

La UIF identificó que las cuentas de Vicente Díaz, su cónyuge Elizabeth Palomino y las de las empresas que manejaba la pareja movilizaron alrededor de 15 millones de dólares cuya procedencia es incierta.

Alertada por la UIF, la fiscal Marita Barreto solicitó el congelamiento de las cuentas de los esposos. Para sorpresa de la autoridad, solo encontró 32 mil soles.

Pánico financiero
Las autoridades no descartan que Vicente Díaz y Elizabeth Palomino hayan sido alertados de la acción de las autoridades, lo que les permitió salvar los fondos.

De acuerdo con fuentes relacionadas con el caso, la UIF descubrió que la empresa Construcciones e Inversiones V&E, de los esposos Arce-Palomino, registraban en sus cuentas bancarias 6 millones de soles y 2 millones 220 mil dólares. Pero al requerirse el congelamiento de las cuentas, solo quedaban 2 mil 400 soles y 1.900 dólares.

Elizabeth Palomino administraba las cuentas de la empresa Inversiones Inmobiliarias Servicios Múltiples E&E, que consignaban 6 millones de soles y 764 mil 891 dólares. Las autoridades hallaron nada más que 1.200 soles y 400 dólares.

La UIF reportó además que Inversiones Inmobiliarias y Servicios Múltiples V&V, cuya dueña es Elizabeth Palomino, tenía en su cuenta bancaria 6 millones 800 mil soles y un millón 467 mil dólares. En este caso, la fiscalía solamente encontró 3.400 soles y 320 dólares.

Elizabeth Palomino también controlaba las cuentas bancarias de Inversiones Inmobiliarias Constructora y Administradora y de Corporación Inmobiliaria Inversiones E&V. La UIF detectó un millón 500 mil soles y un millón 300 mil dólares. Al momento de la intervención, no había ni un centavo.

Lo que llamó la atención a las autoridades de la UIF es que la hija de la pareja, Estefanía Díaz Palomino, en 2014, cuando tenía 16 años de edad, abrió una cuenta bancaria con 600 mil soles. Luego, en 2015, a los 17 años, abrió otra cuenta con 400 mil dólares.

Además, Estefanía Díaz Palomino es fundadora de la empresa Inversiones Generales Estefi Yaveh, que era usada por Vicente Díaz y Elizabeth Palomino para registrar a nombre de esta compañía propiedades que habían presuntamente usurpado con falsos laudos arbitrales.

La defensa de Vicente Díaz rechazó el cargo de lavado de activosy alega que desde el año 80 amasó una fortuna que justifica sus movimientos de dinero.

El 24 de mayo 2016, Estefanía Díaz Palomino se benefició con un cheque de gerencia por 300 mil soles girado por la empresa Edificaciones y Consultorías RR&E, representada por los testaferros de Vicente Díaz: Jean Lobo Córdova y Rocío Maraví Córdova.

La empresa se constituyó con 5 mil soles y no tuvo movimiento comercial registrado.

Santo y seña
Vicente Díaz Arce es fundador y pastor principal del Centro Cristiano Rescatando Vidas, una comunidad evangélica que no aparece en el Registro de Entidades Religiosas del Ministerio de Justicia.

A diferencia de otros pastores evangélicos, Vicente Díaz, un empresario que se hizo conocido como “El rey del jirón Gamarra”, afirma que posee cualidades extraordinarias y se dedica a la sanación.

Sin embargo, la Fiscalía de Lavado de Activos no investiga los diezmos y donaciones que recibe Restaurando Vidas sino los fondos que maneja Vicente Díaz producto de operaciones inmobiliarias sospechosas.

Para “sanear” el despojo de las propiedades de sus víctimas, en un principio el pastor Vicente Díaz recurrió a la organización criminal d su amigo Rodolfo Orellana.

La fiscal Marita Barreto tuvo que abrir un nuevo expediente para abordar el caso de Díaz porque se trataba de otra organización.

Vicente Díaz, de 79 años, nacido en Chuquibamba, en la provincia de Condesuyo, Arequipa, el 22 de enero de 1938, fue detenido por disposición del juez Richard Concepción Carhuancho.

Luego de varios días de encontrarse en situación de prófugo, fue intervenido. La Primera Sala Penal de Apelaciones Nacional cambió la detención por comparecencia bajo el argumento de que supuestamente las declaraciones de un colaborador eficaz no fueron corroboradas, lo que ha sido desmentido por el Ministerio Público.

Reacción
-El abogado Marco Rivero negó a La República que el empresario Vicente Díaz sea socio de Orellana.

-“La fiscalía pretende imputarle por el hecho de que mi patrocinado algún momento solicitó los servicios del abogado Orellana para rescatar sus bienes que fueron despojados ilegalmente por uno de sus hijos”, dijo.

La jugada de los árbitros contratados a la medida
-Vicente Díaz y Elizabeth Palomino recurrieron a los árbitros Alberto Vásquez Ríos y Grimaldo Barroso Cabrera, que pertenecían a la red criminal de Rodolfo Orellana, para adquirir propiedades mediante laudos arbitrales fraudulentos a favor de testaferros y empresas de fachada.

-Dichas propiedades luego eran inscritas en Registros Públicos sin el conocimiento de sus verdaderos dueños.

-Díaz se hizo nombrar gerente general de la compañía Inmobiliaria Constructora y Administradora Santa Lucía, falsificando la firma de su hijo Bruno Díaz Squindo.

-Mediante un proceso arbitral simulado ejecutado por Alberto Vásquez, se apropió de 34 tiendas de los pisos 7 y 9 de la galería Santa Lucía, en el jirón Gamarra.

-Seguidamente, el pastor evangélico inscribió las tiendas a nombre de la empresa Construcciones Inversiones V&E, cuya fundadora es su esposa, Elizabeth Palomino.

-Su hijo Bruno Díaz dijo a este diario que su padre se apoderó de las tiendas y las vendió a otras personas dejando en la calle a los verdaderos propietarios.

Por: Doris Aguirre

Síguenos en Facebook

Posted by admin

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *