La sociedad Nadine, Humala y Acurio Tito

Un viejo anhelo del Cusco rondaba hace años en torno a su hospital emblemático, el Antonio Lorena, que data de 1934, pero que desde hace tres años está paralizado. Allí no se mueve ya ni un ladrillo porque el Consorcio Salud Lorena, controlado por la constructora OAS del Brasil, y el gobierno regional de tiempos del nacionalista Jorge Acurio Tito, así lo han decidido.

Son además los frutos de una sociedad política formada por la ex primera dama Nadine Heredia y un arquitecto llamado Jorge Acurio Tito, quien ganó las elecciones en la antigua capital del incario en 2010. Una sociedad que se reforzaría con el triunfo de Ollanta Humala en las elecciones presidenciales de 2011.

Al extremo que los dos primeros “habrían participado ilícitamente –Heredia y Acurio– en la recepción de la coima, equivalente al 2.5 %” del valor de la obra del citado nosocomio, cuya buena pro fue adjudicada a OAS el 12 de julio de 2012.

Estamos hablando del proyecto “Mejoramiento de la Capacidad Resolutiva de los Servicios de Salud del Hospital Antonio Lorena Nivel III-1-Cusco” con los millonarios recursos procedentes del canon y sobrecanon en los años felices de la minería y el gas de la región que destinó para dicha iniciativa privada un monto de S/ 197’580,479.16 de valor referencial. El contrato se firmó el 24 de julio de 2012.

Todo iba viento en popa para el inicio de los trabajos, entre marchas y contramarchas, el 30 de abril de 2014, previa exhibición promisoria de las metas escritas en tomos y tomos del expediente técnico que prometían construir la planta física del hospital, la planta física para el área de Medicina y la implementación de modernos equipos anunciados y la preparación del personal.

Se proyectó en el papel y los medios de comunicación una infraestructura para atender a 1’171,000 usuarios del Cusco, incluidos pacientes que podían provenir de Puno, Apurímac y Madre de Dios.

Pero desde hace tres años todo está paralizado y judicializado, reiteramos. Una obra que había empezado por el monto antes citado, tuvo varias adendas y arbitrajes, hasta que aun paralizado, el precio trepó por los 400 millones de soles, y ahora debe estar mucho más por la incapacidad técnica de los actores regionales y, obviamente, por ese ingrediente llamado corrupción.

Al respecto, el informe de la Comisión Lava Jato del Congreso se remonta a los actuados del fiscal Germán Juárez Atoche, quien el 10 de julio de 2017 solicitó prisión preventiva para Ollanta Humala y Nadine Heredia.

¿En qué basaba este magistrado tan temeraria medida? En el hecho de que los investigados “habrían sido denunciados por recibir coimas de Odebrecht y OAS cuya fuente sería el producto de actos de corrupción producida en Brasil y Perú”, según un resumen del Congreso.

“En el caso de OAS, [Nadine Heredia] habría percibido anticipadamente el 2.5 % del valor de la obra del Hospital Lorena (S/ 190 millones) que posteriormente se le adjudicaría”.

NADINE SÍ PARTICIPÓ

En este acto ilícito, Nadine habría contado con la colaboración, en el grado de complicidad primaria, del hoy recluido en un penal limeño Martín Belaunde Lossio, “en la recepción física y custodia temporal de dicho dinero”.

Este hecho grave ha sido corroborado por declaraciones del mismo Belaunde Lossio “en la primera sesión extraordinaria de la Comisión Investigadora Multipartidaria del día 5 de junio de 2017, realizada en el Penal Ancón I”.

En efecto, Belaunde sostuvo “que la señora Nadine Heredia tuvo injerencia en la licitación del hospital Antonio Lorena, en la cual la empresa brasileña OAS se adjudicó la obra”.

“Si usted me pregunta por OAS y el hospital Lorena, y si la señora Nadine tuvo injerencia, le digo que sí”, fueron las palabras textuales del citado personaje ante una pregunta de un legislador.

Que en mayo de 2018 la Sala Penal Nacional de Apelaciones Anticorrupción haya ordenado ampliar el plazo de investigación de 12 a 18 meses para la señora Heredia, esa es otra historia.

En todo caso este detalle nos sirve de insumo porque la misma medida ampliatoria alcanzó al ex gobernador regional Jorge Acurio y para otros implicados en el caso de pago de coimas de la empresa brasileña OAS con tal de hacerse de la buena pro no solo en el expediente técnico sino de la obra del mencionado hospital.

INFORME LAVA JATO

“Asimismo, esta sala penal declaró procedente la acumulación de dos casos referidos al hospital Lorena, entre ellos, la supuesta entrega de dinero de OAS a Nadine Heredia durante el 2011”, recuerda el informe Lava Jato que la prensa oficialista trata de deslegitimar y no informa nada del mismo.

Una particularidad de estas coimas de OAS es que no se hicieron a través de ninguna offshore sino al cash, es decir a través de los llamados ‘doleiros’ que eran una suerte de ‘burriers’ de transporte de cientos de miles de dólares.

En otras entregas EXPRESO ya dio cuenta de las correrías de Alberto Youssef, un ‘delator premiado’ del caso Lava Jato, junto con Adarico Negromonte, el español Rafael Angulo López, y Leonardo Meirelles, según el portal IDL Reporteros.

“Yo personalmente llevé dinero a Lima en una oportunidad… Los de OAS requerían que se hagan pagos en el Perú y se llevó el dinero en cash”, declaró Meirelles a dicho portal y a una revista local, para luego admitir que esos recursos eran “para pagar sobornos”.

“¿Cómo se preparaban?”, fue otra pregunta del portal.

“Llevaban el dinero en el cuerpo. Colocaban el dinero en papel film plástico. Lo embalaban bien comprimido, bien pequeño y se lo colocaban alrededor de las piernas, con medias de compresión. Llevaban entre 200 mil y 400 mil dólares en cada viaje. Yo vi unos cuatro o cinco viajes de ellos, entre Rafael y Adarico. Ellos viajaban en vuelos comerciales”.

“Yo viajé una vez llevando 200 mil dólares a Lima. Fui en un avión particular… llegué y entregué en el mismo aeropuerto. Fue muy rápido […]. Yo llevé el dinero en una maleta y le entregué el dinero a un enviado”.

Meirelles también recordó las entregas de dinero por un aproximado de un millón 500 mil dólares entre finales de 2012 y 2014 por parte de Rafael Angulo López a Alexandre Mendonça, gerente de contratos de la constructora OAS, en Lima.

FACTOR ROCÍO CALDERÓN

Por otra parte, tampoco está descartado el pago de parte de las coimas a través de contratos ficticios, como es el caso de Rocío Calderón, amiga de Nadine Heredia, quien ya había recibido aportes que se destinaron a la ex primera dama en 2005, cuyo caso se vendría analizando como una muestra de esta modalidad de pagos de coimas que monitoreaba OAS.

En 2005, ya Nadine Heredia se había servido de Rocío Calderón para el ingreso de dinero de fuente extranjera (Venezuela) para fines personales.

En la 28 sesión ordinaria del 15 de mayo de 2017, la señora Rocío Calderón

Vinatea reconoció que durante el año 2010 mantuvo en efecto una consultoría con la empresa OAS, por el monto de US$ 10 mil mensuales, menos el 10 % de impuesto a la renta, por presuntos trabajos de derecho administrativo en materia de contrataciones con el Estado.

Claro que no sustentó con documentos sus entregables sobre su especialidad, que sí era cierta, como se verificaría en el hecho de haber sido alta funcionaria del Organismo Supervisor de Contrataciones del Estado (OSCE).

En cambio, los pagos de US$ 9 mil mensuales netos que recibió Rocío Calderón coinciden con lo registrado como ingresos en las agendas de la Nadine Heredia durante todo el ejercicio 2010.

Y más precisamente “en el block pequeño denominado Michelle Belau, pues en los mismos figura dicho monto de US$ 9 mil a nombre de ‘Rocío’, que no sería otra que Rocío Calderón Vinatea”.

Independientemente de los precedentes que habría recibido de la empresa venezolana Kaysamak, vinculada a Hugo Chávez, la Comisión Lava Jato deduce que los US$ 108 mil que recibió Calderón “podrían ser parte de la coima por la adjudicación de la obra del Hospital Antonio Lorena del Cusco”.

“Debe tenerse en cuenta que en el periodo 2012- 2014, luego de que Rocío Calderón fuera miembro directivo de OSCE, la constructora OAS obtuvo contratos con el Estado por un monto superior a los S/ 1,400 millones”, calcula el informe congresal.

Sus clientes estaban principalmente en el Ministerio de Transportes y Comunicaciones y en el gobierno regional de Cusco. Tampoco olvidemos que entre aquellas fechas OAS tuvo a su cargo, además, la construcción del Centro de Convenciones de Lima, el proyecto municipal Vía Parque Rímac, y la construcción y mejoramiento de la carretera Quilca-Matarani, en Arequipa.

En esta fecha, Jorge Acurio Tito, gobernador regional del Cusco, mediante Oficio N° 248-2011-GR CUSCO/PR, propuso ante el Consejo Regional tomar acuerdo sobre el proyecto de inversión pública del hospital Antonio Lorena del Cusco. La obra está paralizada.

No cuadran las cifras del cusqueño

Respecto de Jorge Acurio Tito se debe tener en cuenta que el 7 de agosto de 2012, este ciudadano que purga prisión provisional en el penal de ‘Piedras Gordas’, entregó su Declaración Jurada de Ingresos, Bienes y Rentas presentada a la Contraloría, pero este documento colisiona con los archivos de la oficina de Bienes Raíces (Registros Públicos) del Cusco.

Y es que con fecha del 3 de agosto de 2012 se ubica una inscripción que registra su compra de un nuevo inmueble en el Lote 18 de la Mz. C de la Asociación de Pequeños Propietarios de Pampachacra, ubicada en el distrito de San Jerónimo del Cusco.

Se trata de la Partida Registral N° 11087552 de la Oficina Registral de Cusco, por un valor de 250 mil dólares que no solo no había declarado ante el órgano de control sino no coincide con sus ingresos declarados.

¿Se trata de una coima por la entrega de la buena pro del hospital Antonio Lorena? La Comisión Lava Jato se inclina por esa probabilidad.

Lógica de acero

Finalmente, según el Ministerio Público, el Poder Judicial y la Comisión de Fiscalización y Control del Congreso, hay un cordón umbilical “a través de la declaración de Martín Belaunde, la colaboración de [Leonardo] Meirelles y la declaración de Carlos de Souza Rocha…”.

“Asimismo, las declaraciones ante esta Comisión Investigadora Multipartidaria de las señoras Nadine Heredia Alarcón y Rocío Calderón Vinatea y el Informe Grafodocumentoscópico N° 524-886/2016, se puede señalar que el señor Jorge Acurio Tito y Nadine Heredia, presuntamente, habrían participado ilícitamente en la recepción de la coima en efectivo, equivalente al 2.5 % del valor de la obra, a cambio de la adjudicación de la buena pro del hospital Antonio Lorena del Cusco a la empresa OAS, cuyo contrato de elaboración de expediente y ejecución de obra se firmó el 12 de julio de 2012”.

La lógica de acero de estas afirmaciones obvio que es difícil de refutar por los implicados.

Por: PLINIO ESQUINARILA

Síguenos en Facebook

Posted by admin

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *