Letona habla de dos millones, pero la obligan a retractarse

Las declaraciones de la congresista Úrsula Letona (Fuerza Popular) asegurando que gente de Odebrecht le ofreció dos millones a Keiko Fujimori para su campaña, tratando de justificar la anotación “aumentar Keiko para 500 e eu fazer visita” en la agenda electrónica de Marcelo Odebrecht, generó un terremoto en tienda fujimorista.

Fuentes del Diario UNO aseguraron que fue la misma Keiko quien le llamó la atención a Letona por esas declaraciones que la vuelven a poner sobre la palestra en medio de las investigaciones por el caso Lava Jato que realiza la Fiscalía, más aún ahora que Fuerza Popular no tiene los votos para destituir al fiscal Pablo Sánchez, quien ahora se encuentra empoderado y ha asegurado que seguirá con las investigaciones caiga quien caiga.

A Letona no solo le llamaron la atención sino que la conminaron a que se rectifique de sus palabras, pues en tienda fujimorista están viendo como una seria amenaza la labor de los fiscales que ya han pedido prisión preventiva contra los directivos de las empresas socias de Odebrecht, algo que era motivo de cuestionamiento por los propios fujimoristas.

ESTRATEGIA PELIGROSA
En el entorno de Keiko consideran que el Ministerio Público está desarrollando una estrategia muy peligrosa, pues una vez realizado el pedido de prisión preventiva para los empresarios, los fiscales se sentirán fortalecidos y creen que podrían atreverse a pedir la prisión preventiva de Keiko, cuyo caso está sumamente complicado y ahora todo depende de las declaraciones de Jorge Barata.

La preocupación de Keiko es también por los excesos que han tenido algunos congresistas de su bancada contra el fiscal Pablo Sánchez y los fiscales que ven el caso Lava Jato. Siente que se han ganado enemigos gratuitos y siendo los que tienen a su cargo las investigaciones en su contra, considera que ha sido un error emplazarlos de la forma en que lo han hecho, pues ahora con más ganas van a profundizar en las investigaciones.

La explicación que dio Letona por la anotación en la agenda de Odebrecht, no cayó nada bien a Keiko, quien furiosa la llamó para pedirle explicaciones y decirle que de esa forma lo único que logra es dar a los fiscales y a los periodistas más motivos para investigarla.

LO QUE DIJO
El diario La República dio cuenta ayer de las declaraciones que Úrsula Letona dio en el programa ‘Todo se sabe’ de RPP Televisión, en el que aseguró que personas vinculadas a Marcelo Odebrecht se acercaron a Keiko Fujimori para informarle que el alto ejecutivo le quería ofrecer dos millones.

“Lo que entiendo es que había la intención de reunirse con Keiko y el ofrecimiento querían incrementarlo. Decían: ‘Oye, Marcelo Odebrecht quiere reunirse contigo. Está dispuesto a darte dos millones para tu campaña’”, dijo.
Aseguró que como nunca obtuvo ni siquiera un acercamiento ni mucho menos una relación con Keiko, “fue que entendemos que esto quedó en mera especulación en la anotación”.

Letona quería dar a entender que le quisieron ofrecer dinero a Keiko, pero como ella no quiso, ese ofrecimiento quedó en una intención que es lo que aparece en la anotación “aumentar Keiko para 500 e eu fazer visita”, tal como lo insinuó la misma Kieko cuando fue a declarar ante la Comisión Lava Jato.

SE ENREDA
La fujimorista trató de darle fuerza a su versión añadiendo que “no sabemos ni siquiera si el monto corresponde, si eran meras especulaciones. Ni siquiera sabemos si el señor Barata siguió con el trámite”.

De esta forma, la congresista trataba de dar una explicación a la que reveló Marcelo Odebrecht en Curitiba, cuando dijo que su anotación “aumentar Keiko para 500 e eu fazer visita” sí se refiere a la lideresa de Fuerza Popular. En esa ocasión, Odebrecht explicó a los fiscales peruanos que efectivamente la sucursal de su empresa en el Perú planeó financiar la campaña de Keiko Fujimori en 2011.

Letona aseguró que, según la versión que Keiko Fujimori le dio, no se concretó ninguna reunión entre Keiko, Odebrecht y Barata. Reiteró que “lo que ha dicho el señor Odebrecht en la declaración de Brasil, donde estuvieron los dos abogados de Keiko, es que nunca se concretó la posibilidad de la reunión ni de aumentar 500. No hubo tal condición de Fuerza Popular. Nunca logró concretarse, fue una mera intención”.

De esta forma Letona, por primera vez suelta la versión de que hubo un ofrecimiento a Keiko para su campaña, algo que lo ha negado una y otra vez la misma excandidata del fujimorismo, por eso es que su reacción contra la congresista fue inmediata y fuerte.

SE DESMIENTE
Frente a lo que en el fujimorismo consideran un desatino, Úrsula Letona salió ayer a desmentirse ella misma. Aseguró que nunca dijo que la empresa brasileña Odebrecht haya ofrecido “dos millones” a la lideresa de su partido, Keiko Fujimori, para su campaña electoral, tal como informó La República.

Sostuvo que sus declaraciones fueron malinterpretadas por el diario (La República), ya que ella -dijo- estaba hablando sobre un trascendido que se escuchaba en esa época. “Lo que yo estoy tratando de explicar es el modus operandi, cómo Odebrecht actuaba. Nunca he señalado que Odebrecht le haya ofrecido un monto a nuestra lideresa”.

Por: Henry Cotos Campeán

Síguenos en Facebook

Posted by admin

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *