LIMA NORTE: El incendio en Puente Piedra acabó con sus puestos de venta, pero no con sus deseos de surgir

Hoy, en Puente Piedra, muchas mujeres mirarán al cielo y, absortas y dolidas, volverán a soñar. Sus puestos de venta, destruidos durante el voraz incendio del viernes, no estarán en pie en el mercado Monumental y el Día de la Madre se les irá entre llantos, deudas y recuerdos. Pero también entre planes y proyectos.

Hasta ahora se maneja un promedio de 496 familias afectadas, las cuales dependían directamente de las ventas diarias que realizaban en este amplio centro de abastos donde 700 tiendas fueron devoradas por el fuego.

Entre los damnificados hay madres que lo perdieron todo, menos su coraje y espíritu de superación y solidaridad frente a las adversidades.

Perdió nueve puestos

La madrugada del viernes, Brígida Aguirre de la Cruz (65) recibió una llamada que cambió su estado de ánimo. La voz al otro lado del teléfono le informaba que en ese momento estaba ocurriendo un incendio en el mercado.

No le tomó mucho tiempo desplazarse desde su casa, junto a sus tres hijos. Una vez en el lugar, otros comerciantes le confirmaron lo que temía: el fuego estaba localizado en el área de bazar y se había extendido a la zona donde estaban sus nueve tiendas de zapatillas y otros artículos deportivos.

“Perdí todo lo que habíamos logrado en 30 años de trabajo”, cuenta Brígida. “Tengo una deuda de 60 mil soles, no sé qué hacer, necesitamos ayuda urgente”, agrega dolida.

En el pasaje Mesa Redonda también encontramos a Elvira Castillo Vega (52), madre de cuatro niños y otra de las afectadas. El siniestro destruyó su puesto de venta de ropa y la dejó con una deuda de 20 mil soles. Ella es una de las fundadoras del mercado.

Con su madre enferma

“Perdí todo: lencería, vestidos para damas, ropa deportiva, vitrinas, ropa para caballeros”, enumera Julisa Casas Ríos, a quien encontramos en lo que queda de su puesto.

Calcula que las pérdidas que le causó el siniestro podrían rondar los US$ 7,000.

Sus manos no dejan de temblar. “Tengo un hijo, pero estoy al cuidado de mi mamá, Ana Ríos Aylas (64), a quien acaban de practicarle una operación en la cabeza. No salgo de una deuda y entro a otra. Estoy desesperada”, señala.

Préstamos y créditos

Elizabeth de Quiñones es otra de las afectadas por el incendio. Ayer estaba tratando de resurgir de entre las cenizas. “Tenemos un negocio familiar con mi esposo, suegra, cuñados. Hemos perdido nueve puestos”, señala esta madre de dos niños en edad escolar.

“Lo nuestro son pérdidas materiales que causan amargura”, agrega Jacinta Villano Bazán (70) que solo atina a mirar lo que fue la joyería donde trabajó desde hace 20 años.

“Estoy dándole gracias a Dios que no haya víctimas mortales. Acá la mayoría recibió préstamos bancarios para invertir en sus negocios por el Día de la Madre“, agrega.

Como ellas, muchas otras mujeres no pueden dormir, tienen arranques de ansiedad y hay quienes padecen dolores de cabeza y mareos. Pero siguen luchando.

El 70% de los puestos quedó destruido

Luis Samanamud Pereda, fiscal y presidente de la asociación de comerciantes del mercado Monumental precisó que el 70% del mercado ha quedado destruido. “El 80% trabaja con créditos y se ha quedado en la ruina”, sostuvo tras realizar un empadronamiento.

Indicó que el fuego se inició en el pasaje Malvinas, puestos 24 y 25 (bazar), y que la dueña los había alquilado. Es probable que se haya originado por una vela encendida.

Explicó que los cinco vigilantes utilizaron 35 extintores, pero no pudieron atacar las partes internas de los puestos y el fuego avanzó incontrolable. “Justo hoy (ayer) íbamos a inaugurar la instalación de 25 cámaras de seguridad y a festejar el Día de la Madre“, dijo. Pidió ayuda al Estado para salir de sus deudas económicas.

Por: Óscar Chumpitaz

Síguenos en Facebook

Posted by admin

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *