Partido de César Acuña no reportó US$ 1.7 millones a la ONPE

Información no calza con lo declarado a la UIF.

César Acuña será otra vez objeto de una investigación oficial. Por ciento veinte días, una fiscalía de lavado de activos de Lima investigará al líder del partido Alianza para el Progreso, pues durante el período pre y post electoral de la última campaña presidencial, cuando quiso ser presidente de la República, él movió varias decenas de millones de dólares y aportaron otro tanto al partido y a la campaña.

Basándose en información de la Unidad de Inteligencia Financiera, el fiscal de lavado a cargo del caso, Eduardo Cueva Poma, ha planteado los siguientes argumentos para abrir investigación preliminar contra Acuña:

En el período anterior y posterior a la campaña presidencial del 2016, Acuña movió dinero por US$ 30 millones; que la empresa de publicidad de un sobrino suyo, Alac Outdoor, movió en total 45 millones de dólares; que su partido, Alianza para el Progreso, recibió fondos por más de US$ 5 millones 700 mil; que con ese dinero, Acuña pagó los servicios de quien fue su estratega de campaña, el publicista argentino-brasileño-francés Luis Favre, hoy investigado por presuntos pagos de empresas implicadas en el caso Lava Jato.

Esos son los argumentos del fiscal Cueva. La primera conclusión de esto podría ser que a César Acuña le sobra la plata y que se da el lujo de sostener, de su propio bolsillo, a su partido, APP, y de contratar a quien él quiera, porque puede pagarlo.

Aparentemente, a Acuña le sería fácil explicar ante el fiscal Cueva la solvencia de sus movimientos bancarios y el sustento de su poder económico.

Más allá de la reseña que se hace en la resolución fiscal de la información de la UIF, el documento no explica por qué los millonarios movimientos hechos por Acuña son sospechosos. Pero, tal vez la clave de la sospecha esté en la Oficina Nacional de Procesos Electorales, ONPE; en lo que el propio APP ha reportado al organismo que supervisa los fondos partidarios.

Según Cuarto Poder, los distintos reportes sobre ingresos y gastos hechos por Alianza para el Progreso, así como los estados financieros y los informes técnicos, desde inicios del 2014 hasta el final del 2016, no calzan con la información que esta agrupación diera a la UIF.

Los ingresos de APP
Según la resolución de la fiscalía de lavado, entre febrero del 2014 y febrero del 2016, es decir, casi al término de la campaña electoral presidencial, APP canalizó en sus dos cuentas bancarias, fondos por US$ 5’786,877. Este periodo sólo cubre 24 meses.

Pero, en los estados financieros del partido, en poder de la ONPE, los números son distintos. En el 2014, el 2015 y todo el 2016 – durante 36 meses – los ingresos sumaron S/. 13’054,432. En esos años, el tipo de cambio fue, en promedio, de S/. 3.2 por dólar. Es decir, tenemos ingresos por, en ese lapso, por US$ 4’079,510.

Entonces, según APP, en 36 meses obtuvieron ingresos por poco más de US$ 4 millones, pero según la UIF, en menos tiempo, 24 meses, más de US$ 5 millones 700 mil. Una diferencia de tiempo y de dinero: US$ 1 millón 700 mil que no aparecen reportados en la ONPE.

Síguenos en Facebook

Posted by admin

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *