VLADIMIRO Montesinos tenía un celular en su celda de la Base Naval

tio7

La República tuvo acceso a un video y a las declaraciones de dos técnicos y un oficial de la Marina de Guerra del Perú, a través de los cuales se comunicó a la fiscalía penal de turno del Callao, que el ex asesor presidencial, Vladimiro Montesinos, tenía un celular en su celda del Centro de Reclusión Especial (CEREC) de la Base Naval del Callao.

Según el video y los documentos, Montesinos intentó deshacerse del celular, marca LG, y del cargador. Unos días antes, el jefe del CEREC había solicitado al INPE realizar una requisa en la celda de Montesinos. Esto explicaría porqué se desprendió del equipo telefónico que utilizaba para comunicarse con el exterior.

Se desconoce si el INPE había aceptado el pedido de la Marina. El exasesor del expresidente Alberto Fujimori ocupa dos celdas, la N° 7 y la N° 8, y un patio de la prisión especial de la Base Naval del Callao, tal como se observa en el video.

Lo que ocurrió
La situación cambio ayer al rededor de las 9:00 de la mañana. A esa hora, Montesinos solicita agua hervida y se queja que su televisor presenta problemas. El video comienza a esa hora. Le alcanzan el agua e ingresan, de acuerdo con el procedimiento de seguridad, dos oficiales: el técnico William David Hidalgo Quintanilla y el teniente primero, Edison Zagaceta Oblitas.

Hidalgo Quintanilla ingresa a la celda N° 7 junto con Montesinos. Zagaceta se queda en el patio observando. Según el procedimiento ambos deben mirarse siempre. Así, cuando Quintanilla ya no es visible desde el patio, el teniente se acerca a la puerta.

Luego ambos se retiran. En el video se ve que Hidalgo Quintanilla sale con un bulto en el bolsillo posterior del pantalón y apenas es visible una bolsa negra, en el bolsillo delantero. Con la salida de los dos oficiales de la Marina termina el registro visual.

Los documentos
La historia restante la cuenta los documentos. Se trata de tres informes dirigidos al jefe del Cerec. En el primero, el teniente Zagaceta Oblitas refiere que al acercarse a la puerta nota una actitud sospecha entre el interno siete (Sr. Montesinos) y el técnico Hidalgo y observa un comportamiento de nerviosismo de ambos.

Zagaceta señala que Hildago quiso subir a la parte superior de la celda de Montesinos, pero que lo detiene y le ordena ingresar a la sala de audio y televisión. En este lugar, en los hechos, también participa el técnico Juan Nolasco Borja.

Allí, el teniente le pregunta al técnico Hidalgo que tenia en los bolsillos. El técnico responde que solo un cargador. El teniente insiste y el técnico termina por reconocer que también tenia un equipo celular que saca de su bolsillo y entrega al oficial.

A las 10:40 de la mañana, el teniente Zagaceta informa de todo lo sucedido con Montesinos al jefe del CEREC. Además, de acuerdo con su informe todo se sigue desarrollando con normalidad y el exasesor presidencial participa de sus diligencias judiciales con normalidad

El segundo informe
Esta historia es corroborada por el segundo informe, elaborado por el técnico Hidalgo. El técnico señala que cuando revisaba la antena de la TV, Montesinos le pone un objeto en el bolsillo y posteriormente le entrega una bolsa negra.

Qué el no sabía, sino hasta que el teniente se los pide, que se trataba de un celular y un cargador.

El tercer informe
El tercer informe, elaborado por el técnico Nolasco da cuenta de lo que sucede entre el teniente Zagaceta y el técnico Hidalgo en la Sala de Audio y Televisión. Refiere que Hidalgo le entregó un teléfono celular y un cargador al teniente Zagaceta.

De acuerdo con la información entregada a la fiscalía, el equipo celular no tenia el chip y la mayor parte de su memoria había sido borrada. Solo se identificaron dos llamadas al exterior realizadas entre las 8:17 y las 8:35 de la mañana, de ese mismo 3 de junio.

El jefe del CEREC solicitó la intervención del procurador de la Marina de Guerra y de la fiscalía penal del Callao. La denuncia fue recibida por la 2° Fiscalia Penal del Callao. El fiscal dispuso que se realice una requisa en la celda de Vladimiro Montesinos, en busca del chip, y el inicio de las investigaciones.

Escribe: César Romero

Síguenos en Facebook

Posted by admin

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *