“Ya es hora de suspender relaciones con Venezuela”

Nuestro país no debe mantener vínculos diplomáticos “con un Gobierno genocida”, afirma excanciller.

-¿Qué propondría usted como excanciller para que el Perú exprese su malestar por lo que sucede en Venezuela?
Ya es hora de suspender las relaciones diplomáticas con Venezuela. No podemos permanecer con los brazos cruzados frente a un Gobierno que ha violentado todos los derechos humanos, que incumple la Constitución y las leyes y arrasa con las libertades. El Perú ya ha retirado su embajador, el siguiente paso debería ser cerrar nuestra delegación diplomática en Venezuela y dejarla únicamente a nivel consular. Al embajador venezolano en Lima hay que aplicarle el artículo 9no de la Convención de Viena, que faculta a un Estado, sin dar explicación, a declarar persona non grata a cualquier representante diplomático. En este caso es un almirante, Diego Molero, que fue ministro de Defensa de [Hugo] Chávez y se hizo conocido por amenazar a la oposición, llamándolos fascistas y diciendo que hay que “darles en la madre” a quienes se oponían a la candidatura presidencial de Nicolás Maduro. Sin embargo, [el entonces presidente Ollanta] Humala, pese a todas las recomendaciones de la Cancillería, aceptó las credenciales diplomáticas de Molero.

-Las muertes van en aumento y atentan contra los derechos humanos…
Los actos de barbarie que estamos comprobando en Venezuela sacuden la conciencia colectiva. Es un ejército de ocupación que con tanquetas, tropas, soldados y gases lacrimógenos balean, golpean y roban. Han asesinado a 67 personas, muchos de ellos jóvenes y hasta a un adolescente de 17 años, a quien perforaron el pecho con una bomba lacrimógena. La Policía dispara a las casas y asaltan, como hemos visto recientemente en un video, donde a dos adolescentes les roban su cartera y reloj. El Perú no puede seguir manteniendo relaciones diplomáticas con un Gobierno ya no solo dictatorial sino genocida.

-¿La carta democrática de la OEA ya no surte efecto ante los embates antihumanos de ese Gobierno?
Yo creo que al Gobierno de Venezuela no le importa en absoluto la carta de la OEA. Simplemente no hacen caso. No permiten que las comisiones de derechos humanos de la OEA y de las Naciones Unidas se trasladen a Caracas. Ni siquiera que se visite al señor Leopoldo López, que está preso arbitrariamente y que, inclusive, el fiscal que lo acusó en un acto de arrepentimiento se escapó del país y reveló que la acusación a López era una imposición del régimen.

-¿Considera usted que Torre Tagle está actuando a la altura de las circunstancias?
Sí, la Cancillería y el Congreso están actuando correctamente, muy diferente a lo que sucedía cuando gobernaba Humala, quien fue sumiso y temeroso con el chavismo, permitiendo que Maduro amenazara al canciller de entonces Rafael Roncagliolo.

-¿Las sanciones que adoptaría el Gobierno de Donald Trump contra Venezuela podrían aplacar esta dictadura?
Estados Unidos viene dando mensajes extraños. Empresas estadounidenses han comprado bonos de la deuda, a precios de miseria por supuesto. Es como darle oxígeno al señor Maduro para que con ese dinero compre más bombas lacrimógenas. Hay que recordar que la empresa de petróleo de Venezuela tiene dos refinerías y 14 mil grifos en ese país. Ahí sí el señor Maduro se tapa los ojos y no habla nada del imperialismo norteamericano. Pienso que habría que adoptar otras medidas, como podría ser que las democracias europeas y latinoamericanas suspendan sus relaciones diplomáticas o retiren a sus embajadores de Venezuela.

-¿Qué opina que el presidente Kuczynksi haya evidenciado su preocupación por Venezuela ante el presidente de Francia?
El presidente Kuczynski ha sido uno de los pocos mandatarios que se ha pronunciado con firmeza contra Maduro. Ha retirado a nuestro embajador en Caracas, ha pedido respeto a la Asamblea Legislativa, libertad de los detenidos y cese de la represión.

-Estando así las cosas, ¿cómo avizora usted el futuro del pueblo venezolano?
Esperemos que en la próxima sesión de la OEA haya un pronunciamiento claro y definitivo. Quienes apoyan a Maduro quedarán marcados para siempre en la historia negra de la región por haber respaldado un régimen tiránico. Unos lo hacen por afinidad política, como Nicaragua, Ecuador y Bolivia; otros por dinero, como ocurre con algunos países caribeños que reciben petróleo barato y por eso respaldan a Maduro.

Hay un genocidio social
“Aparte de las muertes que se suceden, la crueldad del régimen conforme vemos todos los días en televisión. Miles de policías y soplones, de tanquetas y soldados han ocupado Venezuela y reprimen a miles de seres humanos que reclaman por comida y medicina, por trabajo y por libertad. Se está produciendo un genocidio social”, dice Gonzales Posada.

MINISTRO DE JUSTICIA, CANCILLER Y TITULAR DEL CONGRESO
Luis Gonzales Posada Eyzaguirre es un abogado y dirigente del PAP. Fue ministro de Justicia, representante permanente del Perú en la OEA y ministro de Relaciones Exteriores. También congresista, titular de Defensa y presidente del Congreso.

Por: ROBERTO SÁNCHEZ R.

Síguenos en Facebook

Posted by admin

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *