Aprenda a prepararlo con hoja de coca y limón. Además le damos algunas recetas.

El matico de la selva es un potente antibacteriano. Se usa desde la época inca y está presente en sitios tan emblemáticos como Machu Picchu. Según Deiter Linares, director de Perú Natural (www.perunatural.pe), en este momento de la pandemia mundial es interesante su poder antimicrobiano, expectorante y antiviral.

Puede preparar tres veces por semana una infusión de las siguientes hierbas: dos cucharadas de hoja de coca, dos cucharadas de matico de la selva, una cucharada de estevia, un poco de manzanilla, anís serrano o hierba luisa (para el sabor). En las noches haga hervir un litro y medio de agua.

Añada a un recipiente con las plantas. Deje reposar por media hora. Cuele y tome en ayunas. Al momento de servir, añada el jugo de media tapa de limón por cada vaso.

USOS DEL MATICO
El matico de la selva es una poderosa planta antibacteriana que actúa como germicida en caso de acné, psoriasis, vitiligo, rosácea y hongos. Es ideal usar esta infusión en caso de heridas para evitar la infección.
RECETAS

• Para uso tópico, en gárgaras: Se prepara una infusión de una hoja fragmentada, en 1/2 taza de agua bien caliente. En estado tibio se pueden hacer gárgaras para aliviar las inflamaciones de la garganta. Actúa como anti inflamatorio y antiséptico.

• Como vulnerario: Se prepara una decocción de unas 3 o 4 hojas y al enfriar, hacer lavado de las heridas externas. Si se cuenta con polvo preparado de las hojas secas, se espolvorea, para obtener el efecto cicatrizante.

• Como medicina para afecciones respiratorias o intestinales: Preparar infusión de dos hojas (fragmentadas) en 1 litro de agua y tomar 1/2 vaso 2 veces al día. (Extra).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *