Resistencia al cambio, a la voz femenina. La decisión de la presidenta del Poder Judicial, Elvia Barrios, de buscar y establecer una paridad entre hombres y mujeres en las salas de la Corte Suprema de Justicia le ha generado una denuncia ante la Junta Nacional de Justicia.

En su discurso de inicio del año judicial, Barrios ofreció una Corte Suprema con paridad entre hombres y mujeres. Para lograr esto, ascendió a 16 juezas superiores titulares, de diferentes cortes a nivel nacional, a juezas supremas provisionales.

También ascendió a tres jueces superiores: Oswaldo Mamani Coaquira, David Quispe Salsavilca y Erazmo Coaguila Chávez. Tomó esa decisión para completar la composición de nueve salas supremas, más la Sala Penal Especial Suprema y el Juzgado Penal de Investigación Preparatoria.
Juezas y jueces

En total, son 53 jueces que desempeñan labor jurisdiccional en la Corte Suprema. A partir de la decisión de Elvia Barrios, ese grupo está integrado por 26 juezas mujeres, un número de supremas no visto nunca antes.

Antes solo había 10 mujeres en los tribunales de la Corte Suprema: cuatro juezas supremas titulares y seis juezas superiores promovidas a jueces supremas en anteriores gestiones.

Esta llegada masiva de mujeres a la máxima instancia judicial del país parece incomodar a más de uno, tal es así que un exfiscal de Apurímac, el ciudadano Luciano Bernardo Valderrama Solórzano, ha presentado una denuncia contra la doctora Elvia Barrios ante la Junta Nacional de Justicia.

La acusa de no respetar el cuadro de méritos para el ascenso a cargos superiores. Además, aun cuando la denuncia no lo menciona, se cuestiona que la presidenta del Poder Judicial haya puesto a la jueza Inés Villa Bonilla como presidenta de la Sala Penal Especial que juzga a las altas autoridades públicas del país.

Meritocracia con paridad
“Ese señor desconoce lo que estamos haciendo. Todos los ascensos respetan la meritocracia, pero también se busca promover la participación equitativa de hombres y mujeres en el sistema judicial. Es una acción afirmativa que cumple con los acuerdos de paridad en la actividad estatal, suscritos por el país”, responde la doctora Barrios, la primera mujer en ocupar la presidencia del Poder Judicial.

Anota que, si solo se busca la meritocracia, pasará mucho tiempo para que haya paridad.

Hasta el año pasado, esa Sala era presidida por la doctora Elvia Barrios y hoy le podría haber correspondido al juez supremo Víctor Prado Saldarriaga o Aldo Figueroa Navarro, los dos jueces supremos titulares que hoy no presiden sala.

Sin embargo, Aldo Figueroa ya preside una Sala Penal Especial que va a casos del antiguo Código Penal. En tanto que el doctor Prado es el primer juez supremo de la Sala Penal Transitoria que preside el expresidente del Poder Judicial José Luis Lecaros Cornejo.

El doctor Lecaros se jubila en abril próximo y Prado pasará a presidir ese tribunal. Ponerlo en la Sala Penal Especial habría generado que en abril se le cambie a la otra Sala, afectando cualquier juicio. Inés Villa podrá desde ahora dedicarse al inicio de cualquier juicio, sin perturbaciones.

Juezas supremas provisionales
Inés Felipa Villa Bonilla
Elizabeth Grossman Casas
Sara Luz Echevarria Gaviria
Lilly del Rosario Llap Unchon
Jackeline Yalán Leal
Irene Sofía Huerta Herrera
Elisa Vilma Carlos Casas
Rosa L. Dávila Broncano
Eliana Elder Araujo Sánchez
Alicia M. Gómez Carbajal
Alicia Iris Tejeda Zavala
Carolina T. Ayvar Roldán
María Sofía Vera Lazo
Norma B. Carbajal Chávez
Angela G. Cárdenas Salcedo
Aissa Mendoza Retamozo


Por: César Romero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *